Cuánto dinero hay que tener guardado según cada edad

A los 30: tienes que tener ahorrado el cien% de tu salario de hoy. A los 35: el doble del sueldo de forma anual de entonces. A los 40 años: triplicar el salario de forma anual vigente. A los 45: el ahorro ha de ser el cuádruple.

A los 20

Entonces, a los 20, ¿cuánto dinero deberías haber ahorrado?

Cero, absolutamente nadie verdaderamente espera que poseas una proporción de dinero ahorrada en tus veintes, probablemente estés comenzando a conocer lo que disfrutas, lo que haces bien, cuáles son tus capacidades y habilidades.

Cálculos por años

Según el procedimiento de Greene, en dependencia de la edad, la gente deberían tener los próximos ahorros:

  • A los 20 años, el trabajador debe tener ahorrado el 20% de su salario de forma anual de hoy.
  • A los 30 años, el trabajador debería tener ahorrado el cien% de su salario de forma anual de hoy.
  • A los 35 años, el trabajador debería haber ahorrado el doble de su salario de forma anual de hoy.
  • A los 40 años, el trabajador debería haber ahorrado tres ocasiones su salario de forma anual de hoy.
  • A los 45 años, el trabajador debería haber ahorrado 4 ocasiones su salario de forma anual de hoy.
  • A los 50 años, el trabajador debería haber ahorrado cinco ocasiones su salario de forma anual de hoy.
  • A los 55 años, el trabajador debería haber ahorrado seis ocasiones su salario de forma anual de hoy.
  • A los 60 años, el trabajador debería haber ahorrado siete ocasiones su salario de forma anual de hoy.
  • A los 65 años, en el momento en que llega la edad de jubilación, el trabajador debe existir ahorrado una cantidad semejante a ocho ocasiones su salario de hoy.

La relevancia de tener ahorros para llevar a cabo en frente de costos inopinados

Entre las intranquilidades más frecuentes entre los españoles es tener la aptitud de ahorrar para una futura jubilación. Según un nuevo ensayo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el 70% de los encuestados califica el ahorro personal como “fundamental”, al tiempo que el 22% lo califica como “preocupación moderada”.

No obstante, tan esencial como meditar más adelante es tener la aptitud económica para enfrentar cualquier imprevisto que logre acontecer en el presente. En verdad, como recomienda el Banco de España, es esencial tener un “fondo de urgencia”, término que llama el colchón económico libre de manera inmediata para llevar a cabo en frente de costos con los que no contabas. En caso contrario, frente a una situación que requiera un gasto agregada que no tenemos la posibilidad de enfrentar, puede aparecer el llamado “agobio financiero”, ocasionando una fuerte sensación de ansiedad.

¿De qué forma se aplica el procedimiento “Greene” para ahorrar dinero en un largo plazo?

El modelo de la “fórmula de Greene” no da proporciones precisas, sino más bien des del salario bárbaro de forma anual que, en vez de aplicarse al consumo, el ocio, el alquiler o las facturas, tienen que destinarse al ahorro.

La base que se requiere para establecer esta fórmula es iniciar desde muy joven y haber ahorrado un quinto del salario de forma anual (20%) a los 20 años y, con esto, llegar a la edad de 30 con el cien% del salario bárbaro de forma anual ahorrado.

¿Cuánto debería ahorrar en función de su edad y también capital?

Para ahorrar verdaderamente, precisa dividir el dinero que utiliza para “pagarse a sí mismo” del dinero que emplea cada mes para abonar sus cuentas y pretensiones. Varios bancos proponen cuentas paralelas para este fin, si bien siempre y en todo momento puedes abrir una cuenta sin comisiones que te deje “olvidarte” del dinero ahorrado y no caer en la tentación.

Además de esto, Pita enseña que el desarrollo ha de ser gradual. “Si no andas economizando nada, no aguardes comenzar a ahorrar el 15 % de tu salario, del mismo modo si ahora andas economizando el 5 %, no deseas llegar al 15 % por mes”. afirma. Por otra parte, la proporción de dinero que separas para el ahorro tiene una relación directa con tu edad y también capital, con lo que la cifra adecuada va a ser diferente en todos y cada caso.