Cuánto dinero hay que tener guardado según la edad

A los 20, debemos haber ahorrado el 25% de nuestro salario de forma anual de hoy. A los 30, debemos haber ahorrado el cien% de nuestro salario de forma anual de hoy. A los 35 años, deberíamos haber ahorrado el doble de nuestro salario de forma anual de hoy. A los 40, deberíamos tener tres ocasiones nuestro salario de forma anual de hoy en ahorros.

Participación total 0 Facebook0Twitter0Linkedin0X .wp-share-button .wp-share-button a

Negocios Negocios.- Ahorrar una parte de tus capital por mes es primordial para gozar de un futuro cómodo y a nivel económico permanente. No obstante, saber la cantidad correcta para ahorrar no es una labor simple. “Se aconseja reservar cuando menos el diez% de tu salario, pero el porcentaje puede ser mayor si se evitan costos hormiga, o sea, pequeñas sumas cotidianas fuera del presupuesto”, enseña el economista José Luis Torres, directivo regional de la Selva de Piura. . caja.

A los 35

La cuestión es que a los 35 ahora deberías tener un salario de forma anual ahorrado.

Eso es $24,000 en ahorros totales, según nuestro ejemplo.

¿Qué porcentaje del salario hay que ahorrar?

Como se señaló previamente, el diez% sería la cantidad correcta. Si no puede realizar esto, reserve por lo menos el 8% de su salario y si puede contemplar sus costos al 50% y sus costos personales no superen el 30%; quizás sea mejor ahorrar el 20% de tu salario.

Considera que cuanto mucho más ahorres, mucho más dinero vas a tener en tu cuenta de ahorros y mucho más interés compuesto vas a ganar más adelante. En todo caso, si tienes ganas de saber mucho más sobre métodos de ahorro, te dejamos nuestro producto “¿Qué es la regla 50/30/20 para ahorrar de manera exitosa?”

⮞ ¿Cuándo hay que utilizar el dinero para contingencias?

Como su nombre señala, en el momento en que aparece un gasto con el que no contabas. No obstante, es recomendable tener claro qué es un imprevisto y qué no, en tanto que en ocasiones es simple confundirlos. Tomemos un caso de muestra para ilustrar la diferencia. Si debes arreglar el vehículo pues se ha deteriorado una parte, te encaras a un gasto imprevisto y tienes que recurrir a este colchón económico. En cambio, si debes mudar el vehículo pues es viejísimo y se comienza a averiar, no sería un gasto imprevisto, por el hecho de que es algo que se puede predecir.

En un caso así, por consiguiente, no debe emplear el fondo de urgencia, sino más bien sus ahorros privados.