Qué diferencia hay entre un colchón semi ortopédico y un ortopédico;   ¿Existe un tipo de colchón semi-ortopédico? Según su estructura

es un colchón protésico o no

En el momento de obtener un colchón nos asaltan muchas inquietudes: ¿qué especificaciones debe tener? ¿Hay distintas jergones para distintas edades? ¿Cuál se amolda mejor a mis deseos y pretensiones? En nuestro producto de el día de hoy intentaremos contestar a la mayor parte de estas cuestiones.

Según un último estudio de la Asociación Europea de Desarrolladores de Camas, en España cambiamos nuestro colchón de media cada 12,6 años, al paso que se aconseja modificarlo cada 8-9 años, diez como máximo.

Composición del colchón

Frecuentemente vas a ver en la descripción de nuestros jergones, vas a ver si el modelo de colchón es de goma o de muelles independientes, ¿tienes ganas de saber cuál es la diferencia? prosigue leyendo y hallarás la contestación:

-Caucho: Es un material donde la resistencia y el confort son su primordial característica, además de esto disminuye la acumulación de calor socia a los jergones de espuma.

¿Hay algún género de colchón semi-protésico?

Según su composición, un colchón es protésico o no, con lo que es imposible atribuir el término semiortopédico a los jergones que incumplen una función ortopédica.

Es conveniente emplear siempre y en todo momento un asegurador de colchón y lamas; De la misma manera, evite regresar a la área o acostarse con comida. Esto impide derrames de líquidos y máculas.

Qué diferencia hay entre un colchón semi ortopédico y un ortopédico;   ¿Existe un tipo de colchón semi-ortopédico? Según su estructura - Colchones

Para proteger el montaje de resortes del colchón, evite saltar sobre él. En la situacion de jergones con pillow top de un solo lado, hay que invertir cada 3 meses. No obstante, si el colchón tiene una cubierta de almohada en los dos lados, se aconseja voltearlo cada 3 meses. (Lea asimismo: ¿Colchón Pillow Top? Descubra sus virtudes)

Colchón habitual vs colchón protésico

En el fondo, creerías que son lo mismo: aparatos diseñados para tumbarse, cerrar los ojos y reposar para volver a poner energías. La cuestión es que mientras que el colchón habitual es despacio, el colchón protésico es mucho más estable gracias a su composición de espuma de alta consistencia y un marco de muelles firmes que ofrece un soporte plus a la zona lumbar con una placa de poliuretano. .

¡Así brindan el más destacable soporte viable para la columna, el cuello y las articulaciones!