Cómo eliminar la grasa de los paños de cocina

Para adecentar harapos de cocina con vinagre, prosigue estos pasos: En una palangana o cubo, vuelca abundante agua ardiente, por lo menos 5 litros. Ahora, añada 3 tazas de vinagre de limpieza blanco. Introduzca todos y cada uno de los paños y harapos de cocina. Pasado el tiempo, se puede finalizar de lavar a mano o en lavadora.

Todos y cada uno de los que cocinamos tuvimos este problema tras emplear un paño a lo largo de múltiples días. Sujetan la grasa habitual que contamos en la cocina y esta no es sencillo de eliminar. El día de hoy te alcanzamos 2 opciones de de qué manera puedes remover esta grasa y de este modo dejarlos como nuevos.

En las dos opciones primero tienes que hervir agua. El agua ardiente siempre y en todo momento va a ser un óptimo aliado para remover impurezas y grasas.

Amoníaco

Para finalizar contamos el producto estrella para la limpieza de la cocina. el amoníaco En el presente artículo te contamos exactamente en qué se distingue el amoníaco de la lejía y cuáles son sus usos. Es indudablemente el más destacable aliado para adecentar la grasa amontonada. Eso sí, debemos confirmarnos de dejar con perfección limpias las superficies sobre las que lo hemos aplicado en tanto que es un producto tóxico.

¿Precisas asistencia con el cuidado de tu cocina profesional? En Compañías de Limpieza Las Nieves tenemos expertos para guiarte a sostener tu negocio en un estado inigualable.

Bicarbonato de sodio

En un envase hondo pone 4 medidas de cuchara de bicarbonato de sodio y 4 medidas de cuchara de jabón para platos.

Añade un litro de agua hirviendo y mezcla todo realmente bien. Coloca los paños y déjalos al menos 2 horas o si puedes toda la noche.

Cómo eliminar la grasa de los paños de cocina - Delantales

¿De qué forma lavar los paños de cocina?

Hay distintas maneras de lavar los paños de cocina, escoge la que elijas. Lavarlos a mano siempre y en todo momento es una alternativa, en un caso así remojarlos el suficiente tiempo para hacer más simple el trabajo. Otra opción alternativa obvia está en la lavadora. Use el período de agua ardiente a fin de que el lavado sea mucho más efectivo y añada un período agregada en el momento en que sea preciso. En el momento en que concluya, no deje los paños por un buen tiempo en la máquina, sáquelos y póngalos en la secadora o cuélguelos al sol a fin de que se sequen. Una alternativa menos famosa es el lavaplatos. La temperatura que emplea para lavar sus utensilios de cocina asimismo va a funcionar para matar bacterias y gérmenes en sus toallas. Sin embargo, tienes que tomar ciertas cautelas como ponerlos en la cesta superior. Esto evitará que entren en contacto con las cuchillas.

  • Consejo: Evite utilizar suavizantes en las toallas de cocina. Este producto deja una cubierta sobre el tejido que, si bien lo realiza mucho más despacio, disminuye la absorción. Además de esto, los restos de detergente tienen la posibilidad de pasar a los alimentos.

Lavaplatos

Prácticamente todos escogemos lavar nuestros harapos en la lavadora. Sin embargo, una aceptable forma de lavarlos es explotar las elevadas temperaturas de nuestro lavaplatos. Lograrás una limpieza y desinfección total. Lo único que debes tener en consideración es de qué manera ponerlos dentro.

  • Procura localizar la manera de que no se enganchen en los rieles y con las espirales o zapas que tiran al agua.

Deja un comentario