Los uniformes para chefs, chefs y camareros están confeccionados con una extensa variedad de tejidos, entre los mucho más comunes están la sarga, el popelín y el raso.

Llevar a cabo una filipina

El tejido más habitual para llevar a cabo una filipina es la gabardina, pues es un material impermeable, poroso y idóneo para absorber fluidos. Por poner un ejemplo, la Cambridge Gabardine está compuesta por un 60 % de algodón y un 40 % de poliéster. Como hemos visto al comienzo del producto, el algodón es perfecto para aislar el calor y el poliéster absorbe menos humedad, repeliendo hongos y bacterias, y eludiendo la aparición de pésimos fragancias.

Las gabardinas Conquerer y London son cien% algodón, lo que las hace muy frescas y cómodas, idóneas para chefs que pasan horas expuestas al calor de la estufa y el horno.

Personal minero y también industrial

Entre las lonas preferidas para la confección de uniformes en estas áreas es la gabardina, en tanto que ofrece enorme protección para trabajos expuestos a químicos u otros elementos, además de esto ofrece enorme tranquilidad. Asimismo se usa el popelín pues es un tejido fino, pero recio y bastante duradero.

Si bien no es tan común como en décadas precedentes, la mezclilla todavía se utiliza para armar overoles, camisas y pantalones.

¡Aviso esencial!

CASATEXTIL SAS, comunica que personas sin escrúpulos, extrañas a nuestra Compañía, están usando nuestros apuntes empresariales como NIT, imágenes y también información sensible para efectuar estafas en todo el país y también en todo el mundo.

El lino se utiliza como género de lona para delantales

El lino es en especial fantástico por el hecho de que se seca rapidísimo y repele la mugre de manera natural, con lo que los delantales de lino se sostendrán limpios y frescos a lo largo de años. bastante tiempo.

Los diversos tipos de lonas para delantales cambian, pero los delantales de cuero son comúnes entre la gente cuyo trabajo supone trabajar con calor, fuego, artículos químicos, delantales de goma o nailon.

Delantales de poliéster y algodón

La combinación de algodón y poliéster fué con la capacidad de agradar a chefs con deseos rigurosos, dándoles la posibilidad de conseguir delantales capaces de preservar su color, su forma y que asimismo son cómodos y simples de sostener.

Otro aspecto positivo es que esta combinación no es tan inflamable como ciertos opínan. Eso sí, son mucho más seguras que las que están fabricadas con cien% poliéster.