Absorben el sudor de la frente del chef, frecuentemente encerrado en la cocina por varias horas al calor de los fogones; y eludir que el pelo caiga sobre la comida, ocasionando accidentes desapacibles para los comensales.

Llevar gorro en la cocina es una medida higiénica, y el de composición alta (único para el chef) se utiliza para refrescar la cabeza al calor de los fogones. La razón histórica mucho más aducida para la utilización de esta clase de sombrero señala que es una marca de superioridad, lo que dejaba al chef que lo utilizaba anunciar su rango. Esto ocurrió en un contexto en el que era viable que los chefs ganaran el favor de los integrantes de la nobleza a los que servían. La figura del chef francés Marie-Antoine Carême (quien se considera el padre de la alta cocina actualizada en Europa) semeja corroborar esta hipótesis, puesto que los registros históricos señalan que Carême llegó a llevar un sombrero de hasta 40 centímetros de altura.

Otra tradición francesa recomienda que el número de pliegues de un sombrero prominente señala el número de formas en que un cocinero puede elaborar un plato. Pero este símbolo no en todos los casos fue una marca de mérito, puesto que se estima que asimismo podría ser útil para enseñar qué influyente podría ser un sujeto. Esta tradición se remonta a la antigüedad, en tanto que según ciertas fuentes históricas, los chefs del Imperio Asirio ahora estaban socios al empleo de sombreros de copa.

Historia de los Gorros de Chef

¿En algún momento te has cuestionado por qué razón los Chefs siempre y en todo momento utilizan un traje totalmente blanco? ¿O por qué razón utilizan diversos tipos de sombreros en vez de uno solo? Ya que bien, el trasfondo del tema se remonta a siglos atrás, y las distintas teorías que hay en relación a su origen son bien interesantes.

La primera nos comenta que varios reyes se envenenaban por medio de la comida, de ahí que eligieron obsequiar a sus chefs un sombrero semejante a las coronas reales: para hacerlos sentir particulares y reducir sus ganas de remover a su rey. Esto fue en los primeros años del siglo VII.

El Toque Blanche, el gorro de chef

Aseguran que los sombreros ahora se empleaban en el siglo XVI. Pero la historia cuenta que los chefs de esa temporada de manera frecuente eran enjaulados y en ciertos casos ejecutados por su libre pensamiento. La función primordial para la que se creó el Toque Blanche, gorro de cocinero, era la higiene, pero asimismo la de sostener la cabeza del cocinero fría, cuidada de las elevadas temperaturas de la cocina, en tanto que dentro suyo se ponía una botella de agua fría. de manera directa en contacto con la cabeza.

¿Por qué razón entonces esta presentación tan atractiva? Investigadores de todo el mundo de la gastronomía apuntan que a lo largo del siglo XIX era común que la altura del sombrero resaltara la relevancia y habilidad del chef. Cuanto mucho más prominente era, mucho más reputado era el que lo utilizaba. La invención del gorro de cocinero se asigna al célebre Marie-Antoine Carême (1783-1833), enorme cocinero de la corte europea de principios de siglo, responsable del rediseño de los uniformes de cocina y de la introducción del blanco traje, pantalón y doble filipina. Diríase que Carême llegó a llevar un sombrero de sobra de 40 centímetros de altura. En la actualidad, se piensa que el «toque blanche» todavía está guardado para los auténticos chefs.

Concepto y nombre del gorro de cocinero

El gorro de cocinero o cocinero es un complemento usado por los trabajadores, singularmente en el ámbito de la hostelería, para ofrecer cierto prestigio y aire de distinción a quien efectuar el trabajo de cocinar los alimentos que comeremos.

Si bien mucho más adelante lo observaremos en aspecto, su color blanco transmite higiene y perfección. Comunmente en tejido de poliéster y algodón.