El sueño y el ejercicio son componentes esenciales para una vida sana y no deberían ingresar en enfrentamiento, ha dicho Czeisler. El especialista apuntó que el sueño es esencial para las prácticas de ejercicio, para achicar el peligro de lesiones y dejar que los músculos se recobren del esfuerzo.

(CNN) — Si quiere sostener su corazón saludable, añada una aceptable noche de reposo a su lista de tareas atentos, sugiere un nuevo estudio.

En este momento, ¿cuántas horas debo reposar si hago ejercicio?

El número de horas que precisas reposar si haces ejercicio va a depender primordialmente del género de entrenamiento y de su intensidad.

Los mayores se aconseja reposar entre 7 y 9 horas, si bien estas horas incrementan con adiestramientos mucho más intensos.

Provecho de practicar deporte

Quien ejerce actividad física compromete su cuerpo, lo implica en ocasiones rigurosos, en mayor o menor medida según las condiciones de cada uno de ellos. En el momento en que se le pide un esfuerzo al cuerpo, este responde, pero esta contestación asimismo va acompañada de agotamiento tanto físico como mental. Con el sueño incrementa la elasticidad neuronal y se regeneran los circuitos neuronales, lo que deja la optimización cognitiva. Para los que crean que este suceso en el deporte tiene poca importancia, comentar que esta regeneración neuronal es primordial para el buen desempeño deportivo.

La práctica, así sea de un deporte o de cualquier actividad física, indudablemente necesita de una sucesión de entendimientos profesionales y sucede que las horas de práctica del entrenamiento son primordiales y sin ellas sería bien difícil continuar adelante. Pero como detallan los estudios, los deportistas que duermen lo bastante y tienen un sueño saludable se desempeñan mejor. Mientras que se duerme se retiene lo aprendido en el campo o en la salón de entrenamiento, se organiza el cerebro y por consiguiente se afianza la novedosa información.

¿De qué forma perjudica esto al sueño?

  • Es bien difícil bajar la temperatura central en el momento en que andas desecado por el ejercicio de resistencia. La deshidratación asimismo incrementa tu continuidad cardiaca, lo que te va a impedir conciliar el sueño.
  • A lo largo del ejercicio, generamos cortisol y norepinefrina, 2 hormonas del agobio. En otras expresiones, ¡el cuerpo continuará energizado aun una vez que concluya el ejercicio!
  • El cortisol asimismo detiene la producción de melatonina, asimismo famosa como la hormona del sueño. Las luces refulgentes en el centro de entrenamiento asimismo inhibirán la producción de melatonina.

A lo largo del sueño, pasamos por múltiples etapas, todas y cada una las que juegan un papel en la restauración. Las etapas 3 y 4 del sueño no REM, asimismo llamado «sueño profundo», son las mucho más esenciales para la restauración muscular.