En el momento en que entrenas en ayunas el desempeño físico es menor. En consecuencia, el ejercicio tras bastante tiempo sin comer ha de ser moderado. Si la actividad es intensa, se agotarán velozmente las reservas de glucógeno, lo que conduce eminentemente a 2 secuelas negativas.

Desventajas de realizar ejercicio en ayunas

  • Achicar la masa muscular
    • Las proteinas, ademas de ser fuentes de energia del cuerpo, its important para ganar masa muscular De esta manera, si nuestro cuerpo usa estas proteínas como fuente de energía, la masa muscular puede verse reducida.

      LO QUE DICE LA CIENCIA sobre el entrenamiento en ayunas

      El cuerpo emplea tres fuentes de energía, que son los próximos macronutrientes: proteínas, hidratos de carbono y grasas.

      ¿De qué charlamos en el momento en que charlamos de entrenar en ayunas?

      Como punto de inicio, resulta conveniente comprender que el ayuno al que hablamos es el resultado de no comer a lo largo de la noche y saltarse la primera comida del día, el desayuno. Es entonces en el momento en que los escenarios de glucógeno (nuestra reserva de energía) son mucho más bajos, lo que activa los efectos ventajosos que se procuran con el entrenamiento en ayunas. Miguel Garber, cardiólogo y experto en medicina deportiva, sugiere en el presente artículo de Buena Vida ayunar un máximo de 12 horas y no llevarlo a cabo antes de un entrenamiento anaeróbico (ocupaciones breves de fuerza, con deuda de oxígeno). Tras 12 horas de ayuno, el entrenamiento puede ser amenazante.

      Entrenar en ayunas tiene como propósito obligar al cuerpo a usar la grasa como fuente de energía. A lo largo del sueño, hay una reducción en las reservas de glucógeno. Partir de un nivel bajo de glucógeno va a hacer que el cuerpo recurra a otra fuente de energía a lo largo del entrenamiento. Esta energía es la grasa que se amontona en el tejido adiposo y cuyas reservas son mucho más que suficientes.

      ¿Qué sucede en el momento en que hacemos ejercicio sin comer?

      Por la mañana, antes de tomar la primera comida del día, el nivel de glucógeno en sangre es mucho más bajo, con lo que al llevar a cabo ejercicio en este estado, nuestro cuerpo parecerá tener que emplear las reservas de grasa que se amontonan en el tejido adiposo. tejido como fuente de energía.

      No obstante, emplear la grasa como fuente de energía no quiere decir que vayas a bajar de peso mucho más veloz, puesto que para comenzar a bajar de peso tienes que estar en un estado de déficit calórico, lo que se logra con una dieta sana y la integración de ejercicio aeróbico o anaeróbico cuando menos 4 ocasiones a la semana. Realizar ejercicio con el estómago vacío quema exactamente la misma proporción de calorías que realizar ejercicio en otro instante del día.

      Ayuno 16 horas cada día

      Esta es la dieta Leangains o el popular procedimiento 16:8 en el que una ventana de nutrición de 8 horas. Este género de ayuno es conveniente para personas que practicaron el ayuno de 12 horas. Aquí puedes cenar a las 20:00 y saltarte el desayuno al día después. La toma de alimentos, en un caso así, se efectuaría al mediodía. Una investigación con roedores mostró que un periodo de ayuno de 16 horas resguardaba a los animales contra la obesidad, la diabetes y las patologías hepáticas.