Cómo es un niño de 11 años

Las pequeñas de 9, diez y 11 años están comenzando a tener relaciones mucho más entre sí y a juntarse en conjuntos. Eligen pasar horas comentando o jugando juegos relajados donde hay mucha interacción oral.

Los chicos a esta edad asimismo forman pandillas y tienden a seleccionar juegos muy activos con bastante contacto físico.

Se genera un estirón

Los pequeños medran entre 5 y 8 centímetros y prácticamente duplican su peso. Estas medidas son indicativas, puesto que dependen de la genética y constitución del niño. El desarrollo es mucho más retardado que en el momento en que eran mucho más jóvenes, pero es incesante hasta el momento en que el habitual “desarrollo acelerado” sucede desde los 9 años para las pequeñas y los 11 años para los pequeños. Esta temporada de desarrollo hace un desarrollo óseo esencial, y los conocidos dolores de desarrollo tienen la posibilidad de manifestarse durante la noche.

La pérdida de los primeros dientes se genera entre los 6 y 7 años de edad. En este punto, la mayor parte de los dientes de leche se sustituyen por dientes permanentes.

¡Revela que te preocupas por sus vidas!

Comienzan a ingresar en la adolescencia, normalmente se sienten incomprendidos y procuran asistencia en sus amigos o, en un caso así, en su instructor. Debe hacer el ambiente conveniente y de seguridad que muestre una preocupación auténtica a fin de que logren sentirse libres con usted. Ore bastante a Dios por sabiduría, a fin de que logre ofrecerle consejos correctos para su historia. Santiago 1:5

Jamás lo abochornes en el momento en que cometa fallos, en especial enfrente de sus amigos. Muéstrele su seguridad como sujeto, anímelo y elogie sus logros, permítale ser sin dependencia y expresar sus sentimientos personales.

Emplear refuerzo positivo

En el momento en que los pequeños aprenden, se confunden. Es muy normal que rompa un vaso o no realice la cama tan bien como tú. No lo regañes, ayúdalo y muéstrale de qué forma llevarlo a cabo mejor. Enfócate en premiar las cosas que hacen bien y admitir su esfuerzo y participación, a pesar de que los desenlaces no sean idóneos.

Cada labor del hogar necesita un grupo de capacidades que los pequeños solo desarrollarán conforme medren. En el momento en que son pequeñísimos, tienen la posibilidad de estar preparados para agarrar sus juguetes pero no tienen la posibilidad de vestirse solos pues su coordinación aún no se ha creado. Por ende, si le solicitas que te asista con una labor para la que aún no está listo, probablemente finalice frustrándose y perdiendo la seguridad. Para eludir que esto ocurra, es esencial que las tareas sean apropiadas para la edad.

Peculiaridades físicas en las pequeñas

Entre las peculiaridades físicas resaltadas es el avance de las mamas y con esto el desarrollo de las mamas y el endurecimiento de la región del pezón. Suceden en pequeñas entre las edades de 9 y 14 años y representan el comienzo de la pubertad.