Qué etapa es de 10 a 14 años

El hombre pasa por distintos etapas durante su historia. Esencialmente, estas etapas son tres: niñez, adolescencia y vida adulta. No obstante, cada uno incluye subetapas o breves apartados en los que se generan distintas cambios en nuestro avance, tanto físicos como sicológicos y sociales.

A lo largo de la adolescencia temprana se generan esenciales cambios físicos, singularmente entre los diez y los 14 años, cambios populares como “desarrollo acelerado”. Este desarrollo acelerado y otros procesos que suceden en estas edades forman lo que se llama el comienzo de la adolescencia.

Avance psicosocial

Hay un extenso rango de normalidad en el accionar y avance psicosocial. La adolescencia es una época de transición, a lo largo de la que se abandonan formas de proceder y reacciones infantiles para transitar hacia la capacitación de la identidad de un sujeto joven.

Los jovenes se atraen menos por sus progenitores y cambian su accionar y estado anímico. Se genera un vacío sensible que a veces actúa como una caída en el desempeño.

¿Qué es la adolescencia?

La adolescencia es el periodo del avance humano en el instante posterior a la niñez y antes de la edad avanzada, a lo largo del como suceden los primordiales cambios biológicos, sexuales, sociales y sicológicos que van a conducir a un sujeto maduro. El comienzo de la adolescencia se considera la entrada del sujeto en la pubertad.

A pesar de que los márgenes de la adolescencia temprana y tardía cambian según el sujeto, las tendencias registradas por la Organización Mundial de la Salud indican un rango de edad promedio de la adolescencia entre diez y 19 años, que se encuadra en el periodo de la juventud, que paralelamente entiende el periodo comprendido entre los diez y los 24 años de edad.

¿Qué es la pubertad?

La pubertad o adolescencia temprana por medio de la etapa inicial del periodo del avance humano popular como adolescencia, que sirve como mediador entre la niñez y la edad avanzada. La pubertad es un periodo parcialmente corto (comunmente entre los diez y los 15 años), a lo largo del como se provocan en el sujeto una secuencia de profundos cambios fisiológicos, por medio de los que su cuerpo está ya listo para la madurez sexual, o sea, consigue su aptitud de reproducirse.

La pubertad se encuentra dentro de los periodos mucho más esenciales y sensibles del avance humano. En él, los pequeños cambian terminantemente, acercándose de manera rápida a eso que van a ser en la edad avanzada, mediante un grupo de cambios aproximadamente radicales en el chato físico y, en menor medida, en los planos psíquico y sensible, puesto que estos se generarán gradualmente durante la adolescencia.

Cognitivas, sicológicas y sentimentales

La transición desde la adolescencia crea normalmente una sucesión de cambios sicológicos y sentimentales en los jóvenes. Varios de los más frecuentes tienen dentro ansiedad, confusión, temor, excitación o bravuconería. Todo va a depender de las peculiaridades personales del joven y de las vivencias que va a vivir en su ambiente.

Por otra parte, al principio de la adolescencia, es común que los jóvenes centren sus pensamientos en sí mismos, como una suerte de egocentrismo. Por ende, varios de ellos tienden a sentirse abochornados por su fachada dinámico, a meditar que todos y cada uno de los observan y a opinar que son juzgados regularmente.