Qué hacer con mi hija de 10 años

En varias oportunidades, la desobediencia es clara y categórica: nuestro hijo se niega explícitamente a cumplir nuestras órdenes o hace exactamente lo que le hemos contraindicado, retando de este modo nuestra autoridad. Esta clase de rebelión es de forma fácil detectable. Hemos de estar alarma para accionar contundentemente si esto pasa con mucha continuidad.

No obstante, muy con frecuencia, la desobediencia se expresa de una forma considerablemente más sutil y camuflada. Por poner un ejemplo, en el momento en que nuestro hijo

Lo que tienes que enseñarle a tu hija

Está bien enojarse ocasionalmente… lo que importa es que controles tu accionar.

  1. El auténtico amor no es un cuento de hadas. El auténtico amor es por igual pelea, mal y satisfacción.
  2. El auténtico amor en ocasiones no es como se expone en los cuentos de hadas. Lo siento, sé que te chifla La Sirenita y La Hermosa Yacente, pero en la vida real, el cariño es trabajo y pelea.
  3. Tu sonrisa alumbra el planeta de quien te mira, conque no olvides sonreír todos y cada uno de los días… pues lo esencial es que tu planeta asimismo se ilumine!
  4. Solicita perdón en el momento en que debas y disculpa siempre y en todo momento. Ten en cuenta que no excusas para ser útil a el resto, disculpas para dejar en libertad tu corazón de padecimiento insignificante.
  5. Absolutamente nadie debe guiarte, tienes que guiarte tú mismo. ¡No existe el príncipe azul y tú tampoco precisas uno!
  6. Di “NO” siempre y cuando debas llevarlo a cabo y NUNCA te sientas culpable por llevarlo a cabo. Puedes decir “no” a alguno, sea quien sea…
  7. Solo siendo tú mismo el planeta va a estar a tus pies y descubrirás personas y sitios espectaculares. No procures ser quien no eres… por el hecho de que eres fantástico, con tus defectos y tus características.
  8. Jamás ames a otra persona en el momento en que te sientas solo, solo hazlo en el momento en que verdaderamente desees.
  9. Mucho más vale estar solo que mal acompañado.
  10. Hallarás personas, hombres y mujeres, que te juzgarán y criticarán. No les hagas caso, sonríeles y prosigue tu sendero.
  11. Jamás gustarás al mundo entero, y tú tampoco le gustarás al mundo entero. Y es positivo que ocurra. Solo sepárate de esos que no te agradan.
  12. La vida está para ser vivida.
  13. Sea lo que sea estés pasando, yo ahora he pasado de ahí que, conque no tengas dudas en solicitarme consejo para guiarte en tu sendero.
  14. Vivir en paz te va a ayudar a vivir feliz.
  15. Recuerda lo más esencial: SIEMPRE te amaré y SIEMPRE te apoyaré y voy a estar junto a ti.

La relevancia de jugar con la niñera

Si cuidas pequeños de entre 8 y diez años, sabes que acostumbran a tener un tiempo reducido libre. Las tardes pasan veloz entre la salida del instituto, la merienda, la salida a las clases extraescolares… Entonces vienen los deberes o la preparación de exámenes. Si bien tu trabajo es supervisar todas y cada una de las ocupaciones de estos pequeños y acompañarlos, es esencial localizar instantes para jugar. ¡Presenciar con la imaginación y la educación no posee precio!

Los pequeños de esta edad se van a sentir un tanto mucho más libres con una niñera que con sus progenitores. Un niño de 9 años no vacilará en ensartar cuentas para realizar un collar si de esta forma lo quiere, una pequeña pequeña en regresar a divertirse con su Barbie… Asimismo puedes asistirla, a través del juego, a desarrollar hábitos y aficiones que tienen la posibilidad de ser esenciales para batallar la ansiedad, el tiempo “pasivo” en frente de juegos para videoconsolas o gadgets electrónicos.

Ordenar una salida cultural

En el momento en que los pequeños llegan a la adolescencia, ahora están mucho más familiarizados con los temas culturales y varios tienen deseos establecidos sobre este tema.

Si a tus hijos les gusta mucho la música, llévalos a un concierto para oír a su artista o conjunto preferido. Y si disfrutas el arte, un recorrido por un museo te va a venir excelente. Asimismo hay opciones para los que eligen la ciencia o la tecnología, como ferias o exposiciones.

Los límites que tienen que establecerse para los pequeños y pequeñas de esta edad han de ser claros y concisos mediante la comunicación, introduciendo esto:

1) Empleo de Internet: sí, los pequeños o las pequeñas forman parte en el planeta de internet, ha de ser bajo la asistencia de los representantes, así sea en la participación de mundos virtuales como juegos on line, comunidades como fb, chat on line, entre otros muchos. Los progenitores tienen que entender a los compañeros de clase de sus hijos en el salón de clases, igualmente, tienen que saber a los amigos virtuales que tienen, para eludir que el niño maneje información inadecuada de otros que logre dañar su buen avance psico-afectivo. De la misma forma, has de saber qué género de relación estableces con tus compañeros en las comunidades, entendemos que en la actualidad hay casos de ciberacoso y tienes que saber si un compañero, un amigo o tu hijo es uno. casos de ciberacoso o está entre quienes fomentan estos actos de crueldad en Internet.

2) Comunicación incesante: La comunicación incesante se encuentra dentro de las herramientas que mucho más aprenden los progenitores o tutores para sostener el hábito de estar comunicado. En esta etapa, el niño o la pequeña a veces no expresará su malestar o su enfado, pero en el momento en que esté listo para llevarlo a cabo, lo va a hacer con alguien de su seguridad, que han de ser los progenitores o los instructores, que antes aprendieron a hacer llegar su malestar, alegría, tristeza y enfado.