Qué hacer si tu hija de 12 años te dice que le gustan las niñas

Quiere a tu hija como es, escúchala, interésate por su historia…

…y asimismo date tiempo para lograr admitir y absorber las novedades. Pero lo más esencial es que no te anticipes a los hechos ni des por sentado las cosas. En el momento en que tu hija tenga algo que decirte, te lo afirmará abiertamente.

Referencias

1. Marina, J., 2011. Motivación. Pediatría Completa, XV(6), partido popular.599-602.

Síntomas físicos de agobio en pequeños

  • Problemas
  • Dolor estomacal o malestar gastrointestinal
  • Dolores musculares (singularmente en el cuello)
  • Náuseas o vómitos
  • Inconvenientes para reposar
  • Tiene pesadillas
  • Llora con mucha sencillez
  • Manos sudorosas
  • Constipados usuales
  • Exceso de actividad y energía
  • Disminución del apetito
  • Remojar la cama o mear a la noche
  • Inconvenientes de nutrición
  • ¿Te sientes ansioso?
  • ¿Piensas que está bastante triste?
  • ¿Te preocupas bastante por todo?
  • ¿Tienes hábitos alterados: morderte las uñas, chupetearte el dedo, tirarte del pelo…?
  • ¿Tienes una actitud irritable?
  • ¿Muestra una actitud de indiferencia?
  • ¿Procrastinas o retrasas de manera continua tus tareas?
  • ¿Tienes temor elevado?
  • ¿El niño es inútil de estar solo? ¿Está bastante apegado a sus progenitores?
  • ¿Tienes un temor elevado a la separación de figuras similares?
  • ¿Exhibe un accionar belicoso?
  • ¿Tienes inconvenientes de comunicación?
  • ¿Tienes inconvenientes para socializar?

¿Existe el enamoramiento de la niñez?

Sí, la tendencia infantil existe. Los pequeños se enamoran y se desenamoran. Ser pequeño no le impide sentir sentimientos tan intensos como el cariño, si bien a esta edad no es exactamente lo mismo que sienten los mayores, es un tanto mucho más ingenuo, mucho más puro, pero asimismo mucho más voluble y también desequilibrado. Si tienes pequeños entre 3 y 5 años, quizás logres ver como tu hijo o tu hija de pronto tiene una novia que tiene por nombre Ana o un novio que lleva por nombre Javier por un tiempo y después, un óptimo día, comentan que por el momento no están. novios por el momento no quiere a María ni a Daniel, lo habitual es que un día ame a una muchacha y al día después otra sea la preferida. Los primeros amores asisten a nuestros hijos a descubrirse a sí mismos y determinar sus opciones. Y si bien cambien de opinión frecuentemente, nuestros hijos asimismo viven todo con intensidad, incluyendo los amores y las decepciones.Sí, el enamoramiento de la niñez existe y nuestros hijos se enamoran de sus compañeros, de los que se sientan a su lado, de los que distribuyen juegos. , y esos que distribuyen un apego especial. Probablemente te solicite que le dibujes corazones para colorear y se los regale a su novio o novia o a quien pretenda apoderarse, como me pasó a mí a lo largo del curso que hice con mi hijo Marc en ese instante se encontraba en P- 4 y tenia 4 años pero se encontraba locamente “enamorado” de una pequeña de su clase que tenia otro novio… Todos y cada uno de los días queria hacerle un dibujo y dárselo a la que voy a llamar María de este modo para no dar a conocer su identidad. Dibujos de corazones pintados de colorado, dibujos con pegatinas lumínicas para procurar llamar su atención… La chavala en cuestión no le logró caso y mi hijo me preguntaba a cada minuto qué podía realizar a fin de que fuera su novia, por el hecho de que ella no lo hacía. . Este género de hábitos, normales y saludables, los progenitores tienen que sostener una actitud apacible y distendida, no se preocupen estos sentimientos lo van a preparar para futuras relaciones sentimentales y, al tiempo, aún son tontos y muy cambiantes.

  • Ni más ni menos que admitir sus sentimientos.
  • Apóyalo en su ilusión y asimismo en el momento en que lleguen las defraudes.
  • Deja que se exprese y te afirme lo que siente y por quién lo siente.
  • Escucharlo, entenderlo y también procurar ponernos en su sitio. ¿Recuerdas si a lo largo de tu niñez tuviste un compañero de clase? Lo mismo le pasa a su hijo, no debería sorprendernos.
  • Sé sutil y no chilles a los 4 vientos que tu hijo está enamorado. Si deseamos decírtelo, primero debemos preguntarte y buscar tu permiso para llevarlo a cabo, si no lo haces, debemos ser respetuosos con tu intimidad. Visto que solo tengan 4 o 5 años no quiere decir que no logren sostener las cosas en privado.
  • Impide decirles “no tienes edad para tener amigos” por el hecho de que supone que no deseas admitir sus sentimientos, que siempre tienen, con lo que rechazas una sección esencial del viaje de tu hijo. ser y sentir.
  • No prohibir, reñir o despreciar, y bastante menos sentir celos de esos sentimientos que nuestros hijos tienen hacia el resto.

¿De qué forma puedo conducir esta situación?

Aquí tienes ciertas recomendaciones fáciles que puedes comenzar a poner en práctica:

  • Ayúdale a saber y admitir sus sentimientos.