El abono se arroja de manera directa en la tierra o maceta y los abonos tienden a ser modelos solubles líquidos o sólidos que se agregan al agua de riego. Para el acertado avance de cualquier planta, estos son los tres macronutrientes indispensables: nitrógeno, potasio y fósforo.

¿De qué manera integrar potasio de manera natural a nuestras plantas?

Se utiliza para dar el potasio que precisan las plantas. Varios cultivos están apasionados ​​en este aporte de potasio, como la zanahoria, la fresa y el tomate.

Es común aplicarlo asimismo a lo largo de la temporada de floración, que es en el momento en que las plantas precisan mucho más potasio para generar la flor. Para esto, tienes que regar con la infusión cada 15 días, va a ser mucho más que bastante a fin de que no te falte de nada.

Virtudes y desventajas de su empleo

Entre las mayores virtudes del fertilizante está dado que altera de forma positiva las características físicas, biológicas y químicas del suelo. Es quien se encarga de dar fertilidad a los suelos depauperados, incrementando relevantemente la existencia de micro y macronutrientes, minerales y oligoelementos. Por otra parte, tienden a ser bastante económicos y muy simples de utilizar.

Pero sabes que desventajas tienen? La primordial es indudablemente la etapa de experimentación por la que debes pasar hasta comprender con seguridad qué género de abono vegetal es el más destacable para tu jardín o huerto y cuánto emplear. Además de esto, los fertilizantes orgánicos corren el peligro de contaminar los cultivos por el hecho de que surgen de los excrementos de animales herbívoros. Conque únicamente debes presenciar hasta hallar qué substancia fomenta un mejor desarrollo.

Compost

Se puede llevar a cabo compost desde los restos vegetales generados en el jardín (hojas, yerba, podas…), asimismo son válidos los restos vegetales de la cocina. En cambio, no es una gran idea integrar malas yerbas, tienen la posibilidad de regresar a medrar pese al compostaje o restos de plantas enfermas.

Abono para el jardín de normanack (CC BY 2.0)

TIPOS DE FERTILIZANTES

La lista de fertilizantes que tenemos la posibilidad de emplear en nuestros cultivos tienen dentro:

Mejoran el suelo y lo asisten a retener agua y nutrientes. Son de procedencia animal o vegetal y se descomponen poco a poco.

¿Para qué exactamente sirve el emparejamiento?

El fósforo es otro de los compuestos que precisa la planta. Si nos encontramos pensando en de qué forma abonar adecuadamente las macetas, debemos tomar en consideración este mineral, puesto que la planta lo precisa para generar flores y frutos. Por esta razón, los fertilizantes para huertos urbanos acostumbran a contener una mayor proporción de fósforo. Para las plantas de nuestro jardín, balcón o terraza, lo idóneo es que el abono esté al 5%.

Ningún fertilizante puede ignorar el potasio, en tanto que es esencial de cara al desarrollo de las raíces. Asimismo es requisito cerciorarse de que la planta desarrolle tallos fuertes y saludables. El potasio en los fertilizantes universales tiene una proporción del 5%.