Cómo limpiar las paredes de la cocina

Jabón en polvo amoniacal: Si las paredes son de pintura lavable o esmalte satinado o pintura al óleo, remover la grasa adherida con una mezcla de agua saponácea y unas gotas de amoníaco. El jabón ha de ser en polvo, y precisarás una cucharada en medio litro de agua y unas gotas de amoníaco.

Con qué continuidad adecentar los azulejos de la cocina

Primeramente, debemos charlar de la periodicidad de limpieza de los azulejos de la cocina. Esto va a depender del empleo que se le dé a la cocina, de lo que se cocine y de las áreas donde se hallen los fogones. Ponemos tres ejemplos:

  • Si cocinas a fuego retardado y la cocina no posee mucha ventilación, es conveniente adecentar los azulejos tras cocinar. Los azulejos habrán juntado mucha humedad y fragancias.
  • Singularmente si preparas alimentos que expulsen grasa, si bien sea por poco tiempo, es esencial adecentar la región donde está la vitrocerámica, plancha, etcétera.
  • Por norma general, se aconseja una aceptable limpieza de los azulejos de la cocina una vez a la semana.

Cuándo lavar con agua y jabón

Como hemos visto previamente, la mayor parte de los desarrolladores de pintura aconsejan adecentar las paredes con cuando menos un detergente despacio y agua antes de colorear. Si bien las pinturas modernas son tan buenas que se adhieren bien a prácticamente cualquier área, se adhieren mejor a superficies a la perfección limpias y llanas.

De qué manera adecentar adecuadamente la cocina: el microondas

El microondas se encuentra dentro de los electrodomésticos mucho más empleados en la cocina, con lo que es requisito limpiarlo en hondura habitualmente.

Cómo limpiar las paredes de la cocina - Limpieza

  • Utiliza un balde o envase con agua saponácea tibia.
  • Humecta un paño y pásalo por todo el microondas (por la parte interior y por fuera)
  • Si esto no es bastante, mezcla un vaso de vinagre, un limón cortado en el medio y 2 medidas de cuchara soperas de bicarbonato refresco en un envase con agua. Este paso y los 2 precedentes se aplican con perfección a la limpieza de un horno eléctrico.
  • Mételo en el microondas a temperatura máxima a lo largo de 5 minutos.
  • Espera unos minutos mucho más antes de abrir el microondas y limpia las paredes con un paño empapado en la mezcla.
  • El plato giratorio se puede lavar con agua y vinagre.

En el trabajo

Ten a mano una esponja de celulosa y agua. Si la pared está muy sucia, puede emplear una mezcla de agua no muy caliente y detergente despacio para limpiarla.

Si la pared tiene escasas máculas, prepara una pasta de bicarbonato de sodio para adecentar, frota la mezcla delicadamente sobre la mácula y enjuaga con agua. Tras adecentar la mácula, solo precisas secar la pared con un paño limpio.

Limpia máculas en paredes pintadas con vinagre

¿Precisas algo mucho más fuerte?