¿Cómo ordenar tu casa y tu vida?

¿De qué forma ordenar mi casa? Cambia tu criterio. Hágase las cuestiones adecuadas. Crea una rutina. Haz listas de cosas por llevar a cabo. Ocúpese del correo inmediatamente. Recuerda: rutina, eliminar, devolver y descartar. Llene una bolsa de basura al día. Tira o dona un producto todos y cada uno de los días.

Cajones compartimentados, enormes socios para ordenar un hogar desordenado

Los cajones compartimentados adecuadamente organizados, así sea en la cocina, el baño, el salón o el dormitorio, son un factor clave que te va a ayudar en las bien difíciles labor de ordenar un hogar desordenado.

Impide que el caos exterior se apodere del interior de los cajones usando bandejas y separadores para explotar al límite el espacio libre, a fin de que todo quede a la visión y sea de forma fácil alcanzable.

Jamás apile cosas: el almacenaje vertical es clave

Tratándose de almacenaje, el almacenaje vertical es lo destacado. Si tiene espacios de almacenaje que habrían de ser, pero no lo son, pruebe el almacenaje vertical. Vas a ver que esto soluciona la mayor parte de los inconvenientes.

El planeta está repleto de elementos de almacenaje realmente útiles. Pero, no precisas obtener espaciadores ni nada parecido. Puede solucionar sus inconvenientes de almacenaje con cosas que tiene en la vivienda, como cajas de zapatos vacías, pues consiguen una puntuación alta en cinco criterios esenciales: tamaño, material, durabilidad, sencillez de empleo y atrayente. ¡Úsalos para ordenar tus productos pequeños!

PASO 1

Para hacer una lista de pedidos adaptada, descargue la impresión gratis, imprímala y empieze a conocer su hogar.

Crea tu lista de pedidos tomando notas de lo que ves.

Solo un en frente de la vez.

No procures reparar todo cuanto hallaste que se puede prosperar, lo único que lograrás es sentirte abrumado por el montón de cosas que debes realizar.

Precisas llevar a cabo un deber en un largo plazo con tu hogar y realizar pequeñas novedades todos y cada uno de los días para liberarte de lo que sobra y ordenar lo que deseas preservar.

No organizar por dominios, sino más bien por categorías.

Según María, así tenemos la posibilidad de conseguir un mejor orden. Reunir todo cuanto poseemos en la vivienda en un solo sitio, realizar la selección según lo que nos hace contentos y solo entonces encargarnos del almacenamiento.

Sugiere realizar tiempo para lograr iniciar y finalizar exactamente el mismo día con lo que hemos escogido soliciar.