¿Cómo se le llama a las personas que no soportan el desorden?

El temor elevado, sin fundamento y con enorme vehemencia, a los espacios u elementos desorganizados se conoce como ataxofobia. Te enseñamos sus causas y de qué forma tratar esta fobia.

1 – Trastorno depresivo de la personalidad: El trastorno depresivo de la personalidad se identifica por un patrón de conducta depresiva crónica que manifiesta varios de los siguientes síntomas: – Estado anímico caracterizado por abatimiento, tristeza, desánimo, decepción y también infelicidad – Apoyado en el autoconcepto sobre opiniones de insuficiencia, inutilidad y baja autovaloración -Autocrítica y desprecio -Intranquilidades -Otros, criticando y juzgando a el resto -Pesimismo -Culpa y remordimiento. La personalidad deprimida se identifica por la incapacidad para relajarse y gozar, responsabilidad y falta de humor. Físicamente, reflejan su estado anímico, exhibiendo una posición hundida, mirada en blanco, expresión facial deprimida y retardo psicomotor. Sus esperanzas para el futuro son negativas y no piensan que las cosas logren progresar.

¿De qué manera se diagnostica?

El diagnóstico se fundamentará en un inicio en la historia contada por el tolerante desde su experiencia personal. Además de esto, hay varias herramientas para valorar la claustrofobia de un tolerante, como la Escala de Claustrofobia, que valora el nivel de ansiedad del tolerante mediante 20 cuestiones, o el Cuestionario de Claustrofobia, un test de 24 ítems que deja distinguir síntomas de temor de ahogarse. o confinamiento. Es esencial excluir otras nosologías siquiátricas o neurológicas socias a los síntomas de la claustrofobia.

El régimen de las fobias generalmente y de la claustrofobia particularmente puede abordarse desde distintas ángulos.

¿De qué forma tiene por nombre la obsesión por la limpieza y el orden?

En psicología, se conoce como trastorno obsesivo-compulsivo de la limpieza y el orden (TOC), es un trastorno de ansiedad que se caracteriza, por una parte, por pensamientos intrusivos recurrentes (obsesiones) sobre la polución, la mugre , gérmenes, limpieza y la necesidad de que las cosas estén en el orden «preciso» y, por otra parte, mediante actos o hábitos repetitivos (compulsiones) como lavarse las manos, la ropa, la vivienda, almacenar elementos, etcétera. La persona efectúa estos hábitos para eludir el malestar (ansiedad) que le causan los pensamientos obsesivos. El TOC de limpieza y orden se encuentra dentro de los TOC más habituales.

La gente que padecen TOC de limpieza y orden, limpian la vivienda todos y cada uno de los días, precisan tener las cosas siempre y en todo momento en un mismo sitio, se sienten incómodas si hallan una mancha de polvo o algo de una manera diferente a la que aguardan, examinan las tareas que hacen el resto, precisan lavarse las manos y/u elementos todo el tiempo, estiman que si no se limpian ellos mismos no van a estar suficientemente limpios, aun se enfurecen y tienen la posibilidad de mudar la vida de esos a su alrededor boca abajo.