¿Qué pasa si nunca cambio las sábanas?

Dejar las hojas mucho más largas de lo sugerido puede sospechar peligros para la salud. Como nos afirma el microbiólogo de la Facultad de Novedosa York Philip Tierno en un producto de Business Insider, dejarlos mucho más de una semana puede ser un caldo de cultivo para gérmenes, bacterias y hongos.

¿Con qué continuidad se tienen que mudar?

Lo idóneo sería mudarlas una vez por semana, pero la verdad es otra, puesto que según una encuesta de la gaceta «Salud de la Mujer», el 16% de la gente aceptó mudar las sábanas una vez por mes, al paso que El 32% jamás cambió las fundas de las almohadas.

Mientras que dormimos, nuestro cuerpo se deshace de células fallecidas, sudor, pelo y restos de cremas o maquillaje. Esto atrae y nutre a los ácaros del polvo, ocasionando eczema, asma y múltiples síntomas alérgicos.

¿De qué forma lavar adecuadamente las sábanas?

Pero no va a ser bastante mudar las sábanas. Su preciso lavado es otro elemento esencial de la higiene de nuestra ropa de cama. De este modo, es conveniente lavar las sábanas en la lavadora con programa de agua ardiente. La temperatura perfecta va a ser de 60°, puesto que así mismo logramos remover completamente las bacterias y asegurar un acertado lavado.

Aún de este modo, en el momento de lavar las sábanas, siempre y en todo momento es bueno fijarse en la etiqueta pues, en dependencia del tejido, deberemos lavarlo de una manera u otra. ¡Ya conoces con qué continuidad tienes que lavar las sábanas, la relevancia de llevarlo a cabo y ciertos consejos! En este momento es el instante de escoger el detergente y suavizante que mucho más nos agrade a fin de que nuestras sábanas no solo queden limpias, sino asimismo huelan bien. ¡Tus artículos preferidos están en Arenal!

¿QUÉ PIENSAN EL RESTO DE MUJERES?

No hay nada como preguntar la sabiduría de las amas de sus casas, esas de siempre que aprendieron con la experiencia y distribuyendo con otras amas de la casa de distintas edades, ya que ‘comunmente son ellas las encargadas de adecentar el casa y lavando toda la ropa, la gaceta Salud de la Mujer encuestó a sus prácticamente 1200 lectoras, todas y cada una asumiendo de buena fe que respondían con honestidad: el 44 % mencionó que modificaba las sábanas una vez por semana, el 31 % mencionó que un par de veces por mes (cada quince días) y el 16 % aceptaron que prácticamente jamás lo hicieron, para disgusto de bacteriólogos y también inmunólogos. ¿Pero cuál es el inconveniente?

Puntos que interfieren en el cambio de sábanas

En el momento en que charlamos de cambio de sábanas, debemos tener en consideración que no solo perjudica a la higiene personal. Aparte de esto, la calidad de los tejidos asimismo perjudica la proporción de bacterias que se tienen la posibilidad de amontonar allí. Y no solo eso, sino asimismo perjudica al resto en sí.

En el momento en que los tejidos de las sábanas o fundas de almohadas son de poliéster u otros materiales sintéticos, la transpirabilidad es bien difícil. ¿Y qué sucede en estas situaciones? En el momento en que la lona no deja circular el aire, va a ser mucho más simple que sudemos en la cama. Como pasa con la ropa que no está llevada a cabo de algodón. La lona se seca pero las partículas se amontonan mucho más.

Mudar la ropa de cama de un enfermo

En el momento en que andas enfermo y no te sientes bien, lo que deseas es reposar y estar en la cama la mayoría del día. Si no cambiamos y lavamos las sábanas con mucho más continuidad, nuestra patología podría insistir, puesto que gérmenes, virus y hongos se quedan en las sábanas impidiendo que nos recobremos tan veloz como nos agradaría. Por consiguiente, si nos encontramos enfermos, la continuidad con la que debemos mudar las sábanas es mayor, cada un par de días e inclusive una vez cada día si contamos fiebre y hemos sudado bastante durante la noche.

Si atendemos a un individuo enferma o con movilidad achicada que continúa en una cama de hospital, debemos prestar aún mucho más atención a la higiene. Hay que mudar las sábanas una vez cada día, o por lo menos toda vez que se manchen. Al mantenerse un buen tiempo en cama, tienen la posibilidad de manifestarse escaras que tienen la posibilidad de inficionarse si las sábanas no están totalmente limpias.