¿Qué significa desorden espiritual?

En un embrollo espiritual En ocasiones nuestro corazón está apático, frío, indiferente, y nuestro deseo por Cristo semeja poco sincero o inexistente. Sentimos la frialdad en nosotros, y Dios semeja tan lejano, tan inalcanzable. Y después está nuestro pecado.

El que sacrifica alabanza me honrará; y al que dirija su sendero, le mostraré la salvación de Dios (Vers. Reina y Valera)

Escoge el sitio conveniente para algunos elementos

Los elementos del escritorio tienen que tener su sitio, tal como medicinas, papeles, libros, cuadernos, sombrillas, etcétera. Posiblemente deba determinar 2 o tres espacios para guardar exactamente la misma categoría de elementos, si hay mucho más de uno.

Lo siguiente es trabajar en tu cabeza para prepararte para realizar rincón a lo más reciente. Mientras que conserve elementos que no requiere, o conserve cosas solo para preservarlas, no va a poder seguir. Debemos liberarnos de todo cuanto por el momento no es requisito. Lo que no haya utilizado en el último año debe proceder a la basura o a algún rincón de almacenaje.

diez consejos que puedes utilizar el día de hoy mismo para comenzar a supervisar el caos:

  1. Deshazte primero de lo grande: la bicicleta estática o la alfombra con ruedas que no empleas o el peluche enorme oso que tuviste desde la escuela.
  2. Devuelve las cosas que te han prestado, CDs, libros, ropa, herramientas.
  3. Recopila lo que hay en el suelo y ponlo en su rincón. Si no la tiene, deberás ofrecerle una determinante.
  4. Recopila gacetas, catálogos y periódicos viejos en una bolsa o cesta para reciclarlos en la papelera.
  5. Saca del armario diez prendas que no hayas utilizado en el último año y dónalas.
  6. Adecentar las ventanas es una manera figurativa y así de dejar ingresar la luz en tu vida.
  7. Botes de basura vacíos, baños, cocina, oficina; representan cosas que no requerimos ni deseamos en nuestras vidas.
  8. Saca de los cajones de tu armario los calcetines sueltos que perdieron a su pareja, esos rotos y incoloros.
  9. Limpia tu escritorio, tira todo cuanto por el momento no precises como documentación, archiva los papeles que no precisas pero que tienes que almacenar por un tiempo, mira y organiza el correo entrante.
  10. Deshazte de lapiceros, bolis y todo ese material de oficina que no sirve o que no empleas.

En las situaciones en que disponemos antigüedades o reliquias familiares, están imbuidas de la energía de esos a quienes pertenecieron. Un ritual para limpiarlas es llevarlo a cabo con incienso o con el aceite fundamental natural de algún cítrico como la naranja, el limón, el pomelo o la mandarina.