Cuántas luces hacen falta para un árbol de 2 metros

La proporción ideal. Una tira de luces, asimismo llamada extensión, por norma general tiene dentro cien luces. El cálculo medio del árbol de Navidad es de una extensión por cada 30 cm de árbol. Si tu árbol es prominente y mide 1,80 metros por servirnos de un ejemplo, precisarás 6 extensiones de cien luces, esto es, 600.

Alumnos británicos terminan de probar que hay una fórmula matemática para hacer un árbol de Navidad especial.

Un conjunto de alumnos de la Facultad de Sheffield en el Reino Unido ha creado un procedimiento para calcular de qué forma hacer un árbol de Navidad especial.

Historia de las luces navideñas

¿Cuál es el concepto de las luces en la decoración navideña? Las luces navideñas tienen su origen en una práctica alemana del siglo XVIII. Se pusieron candelas en el árbol para llevar a cabo mucho más interesantes y distintas las decoraciones navideñas.

Cuántas luces hacen falta para un árbol de 2 metros - Navidad

Entonces se extendió de a poco hasta el momento en que prácticamente todos los países de europa prosiguieron esta tradición.

En el siglo XX, en el momento en que se comenzó a emplear la electricidad y con ella las lámparas, las luces navideñas reemplazaron a los cirios. Hoy día, las luces navideñas son fundamentales no solo dentro de las viviendas, sino asimismo se alumbran calles, inmuebles, testeras de viviendas y escaparates. Asimismo pasaron de sencillos candelas y lámparas a ser reemplazadas por tiras de luces LED que garantizan una mayor durabilidad y un mayor ahorro energético.

Virtudes de los focos para alumbrar árboles

Antes de detallarte las distintas opciones de iluminación para disponer en tu espacio exterior.

Observemos 4 causas por las que deberías emplear LED:

¿Luces blancas o luces de colores?

Aparte del problema del número de luces navideñas en el árbol, estamos con otra duda: ¿luces blancas o de diferentes colores?

Si bien supuestamente solo es una cuestión de prioridad personal, ha provocado enfrentamientos entre los integrantes de la familia desde la invención de las luces de distintos colores en 1882. Las fiestas están repletas de maravillas y alegría, claro, pero asimismo están repletas de cosas inacabables: listas de tareas atentos y calendarios llenos y el fantasma de la familia que viene y espera una Navidad inolvidable. Lo último que requerimos es una discusión familiar sobre el tono de las luces navideñas.