Diluya 2 unas partes de agua de arroz en parte de agua, agréguela al rociador, y en este momento puede rociar las plantas con él, tanto desde arriba como bajo sus hojas y la área del suelo, preferentemente a primera o última hora del día, lo que no no ofrecer un sol fuerte.

Asistir al desarrollo sano de tus plantas puede ser mucho más simple de lo que imaginas, y para esto puedes usar los «excedentes» de tu cocina.

En el momento en que laves el arroz, no tires el agua que empleas para esto. Puede ser un increíble abono para su jardín o huerto, ofreciendo fertilizantes y minerales, aparte de fomentar una población bacteriana saludable. Por ende, asistencia en el desarrollo saludable de las plantas.

Da brillo a las plantas

Pulverizar las hojas tiende a hacerlas mucho más refulgentes y suaves. Es debido a que absorben los nutrientes, y la planta gana mucho más fuerza y ​​vitalidad.

El almidón semeja tener otro beneficio, aparte de hacer más simple la fotosíntesis. Evita y combate la aparición de plagas. Este es quizás de los mejores provecho que contribuye el agua de arroz a la salud de las plantas.

3- Agua de arroz

En contraste a las maneras de empleo precedentes, el agua de arroz actuará como un fertilizante de liberación rápida. Este procedimiento se aconseja para plantas que precisan recobrar nutrientes de manera rápida.

Tienes que aplicarlo una vez a la semana a lo largo de un par de semanas y vas a poder ver gran diferencia en la fuerza de tu planta.

MODO DE APLICACIÓN: Verter media taza de arroz blanco en una botella de plástico de litro y medio, atestar con agua del grifo hasta atestar la botella. Cubra y revuelva para aflojar el almidón, entonces deje descansar a lo largo de media hora. Pasado este tiempo va a quedar como un líquido blanquecino, es un increíble abono para tus plantas. Utilizar como riego, utilizando el arroz de fondo a fin de que se revuelva con la tierra y conserve su humedad.

COMO FONDO Y DRENAJE

Este procedimiento es ideal en el momento en que vas a mudar o poner una planta en su maceta:

  1. Pone algo de tierra en el fondo de la cazuela, entonces 2 medidas de cuchara de arroz.
  2. Entonces pone la planta y rellena con tierra.
  3. El arroz liberará sus nutrientes mientras que estimula el drenaje del suelo.

¿De qué forma se prepara el agua de arroz para regar las plantas?

PROCEDIMIENTO – Hervir el arroz, pero sin añadir sal, aceite ni condimentas, y retirarlo en el momento en que esté cocido a su gusto, reservando el agua. Lo esencial es conseguir agua de arroz realmente bien filtrada y libre de impurezas. Puedes colarlo con un colador de lona fina o colador tras hervir el arroz, a fin de que logres emplearlo para tus plantas.