Cuidado de la planta del dinero Tienes que regarla una vez a la semana y sostener el sustrato levemente húmedo. La planta del dinero precisa luz pero no luz del sol directa. A lo largo del periodo de desarrollo, se aconseja de forma encarecida añadir fertilizante cada 15 días.

Criteria Caixa ahora se aproxima al 2% del capital de Telefónica, una participación valorada en cerca de 425 millones de euros, al precio de hoy, tras haber conseguido un par de millones de acciones de la operadora en una semana.

El brazo inversor de la Fundación Bancaria la Caixa, primordial accionista de CaixaBank, adquirió un total de un par de millones de acciones de Telefónica entre el 15 y el 18 de noviembre, a un precio de entre 3,49 euros y 3,56 euros, según el ficheros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores consultados por este periódico.

Nombre y origen de la planta del dinero

La planta del dinero recibe el nombre latino de Plectranthus Verticillatus. Es una planta muy habitual en hogares y sitios de trabajo, en tanto que diríase que atrae el dinero. Sin embargo, asimismo luce por ser una planta de simple precaución que puede vivir tanto en interior como en exterior.

Tiene su origen en el sureste de África y es una planta de hoja perenne. Sus hojas y ramas son semisuculentas y es una planta pequeña, puesto que no frecuenta medrar mucho más de 30 o 50 centímetros.

¿Dónde pones la factoría de plata?

O sea, sería mejor ponerlo en un espacio exterior donde no le dé el sol de manera directa.

Según los especialistas, es conveniente abonar el plectranthus en su periodo de tiempo de desarrollo.

El primordial fundamento es el exceso de agua. La retención excesiva de humedad en el suelo ayuda a la pérdida de las hojas basales de la planta.

Riego, entre los cuidados de la zamioculca para entender de cerca

Es una planta cargada, con lo que hay que estimar que parte importante de los cuidados de la zamioculca son de este género de plantas. Como hemos dicho, vive mejor bajo sequía que bajo exceso de agua. Entonces, si no desea enfadarse, los peligros han de ser moderados. Lo idóneo es dejar secar el sustrato entre riegos.

Tenga precaución de no sobrepasarse con el agua en tanto que esto puede poner en una situación comprometedora la salud de la zamioculca. No acepta el encharcamiento y si se muestra a él nos lo va a hacer entender mudando el tono de sus hojas. Se volverán amarillos.