Se vuelca agua de forma directa sobre el platillo de la maceta y se deja unos minutos hasta el momento en que la planta se hidrata. Entonces se desecha el exceso. Es perfecto para bulbos o plantas con tallos u hojas sensibles a la humedad. Lo destacado es regar primero o en el final de la mañana.

Regar las plantas con una regadera es la mejor forma pues la clase no se observa perjudicada por una fuerte corriente. Fotografía: Freepik

En el momento en que contamos plantas en el hogar aparece una duda incesante y está relacionada con el riego. ¿Cuánta agua precisan las plantas en macetas y con qué continuidad se tienen que regar las plantas en el suelo?

Consejos para regar las plantas y proteger el agua

El comienzo del verano trae consigo temperaturas que en varias zonas de México son peligrosas, no solo para la salud humana, sino más bien asimismo para las plantas y Los animales. El día de hoy, el instructor Alberto Sánchez Estrada, del Centro de Indagaciones para la Nutrición y el Avance (CIAD), comparte consejos para regar las plantas de forma adecuada y consciente usando el agua, poco a poco más escasa en distintas comunidades.

Primeramente, el académico de la CIAD explicó que hay que recalcar que, si hablamos a cultivos intensivos, el más destacable instante para regar es por la mañana, esto es, en el momento en que el cultivo tiene mayor tasa de transpiración ( agua que pasa a través del sistema de adentro de la planta y sale mediante células preparadas llamadas estomas); no obstante, es asimismo en el momento en que se consume mucho más agua, en tanto que el calor de la mañana hace mucho más evapotranspiración. Por consiguiente, en la agricultura de mediana y enorme escala, es requisito prosperar los sistemas de riego para reducir la pérdida de agua y conseguir que las plantas se favorezcan del escencial líquido en mayor cantidad.

Emplea macetas con autorriego

La manera muy elegante de replicar lo previo es emplear macetas con autorriego, asimismo llamadas hidrojardineras, que tienen un depósito en la parte de abajo a fin de que el agua se nutra su anfitrión

Maceta autorriego con spatophyllum

Para sustanciosas con extrema deshidratación

Por norma general, una cargada exhibe signos evidentes de deshidratación en el momento en que tiene sus hojas opacas, hojas blandas, hojas rugosas, tallos y hojas apuntando hacia abajo. (Recuerde que poseemos un producto sobre de qué forma detectar mucha o muy poca agua).

La hidroterapia es muy habitual para socorrer a las sustanciosas desecadas, estresadas y quemadas.

Esto puede ocurrir gracias a la carencia de riego, olas de calor repentinas o sencillamente mostrar una cargada a condiciones para las que no es correcta.

A primer aspecto, esta contestación puede parecer fácil: se quedó sin agua. Pero no es tan simple. Para rememorar una planta seca, debemos estimar otras caracteristicas. Por servirnos de un ejemplo: si la carencia de hidratación se ha conjuntado con una exposición del sol excesiva. Un aspecto que nos forzará, una vez dado el próximo paso, a mudar por un tiempo su localización. Si bien es una de esas plantas de verano para tener a pleno sol, es esencial rehidratarla antes de regresar a exponerla a los rigores de Lorenzo. De ahí que, lo idóneo es buscar un espacio donde reciba mucha luz pero no sol directo.

Pero ese no es el único ámbito que debemos valorar antes de rememorar una planta fallecida. La carencia de riego no solo desgasta una planta, sino asimismo la transforma en blanco de distintas plagas. Por este motivo y antes de rehidratarlo, hay que repasarlo. La supresión de plagas debe transformarse en una meta prioritario, en caso contrario ninguna de las tareas siguientes va a tener éxito.