La planta millonaria de todos modos tiene por nombre Plectranthus Verticillatus; no obstante, otros nombres que se le dan son planta de la abundancia, planta del dólar o planta del dinero. De esta manera, según el Feng Shui, esta planta colgante asiste para producir energía en el campo económico, esto es, atrae la fortuna.

Zamioculcas zamiifolia Conocida popularmente como la planta ZZ (para facilitar el nombre en latín, que es un trabalenguas), Zamioculcas zamiifolia se realizó famosa como planta de interior en la década de 1990. Desde ese momento, su ascenso fué meteórico y el día de hoy uno de las especies preferidas para la decoración de interiores con plantas. Las causas sobran. (adsbygoogle = ventana.adsbygoogle || ).push(); Si Zamioculcas zamiifolia se está volviendo poco a poco más habitual como planta de interior, es más que nada merced a su follaje verde obscuro refulgente y su fachada arquitectónica. Además de esto, tiene un hábito precisamente erguido, con lo que es increíble si quiere un follaje que no ocupe bastante espacio. Zamioculcas zamiifolia Pero, a su valor ornamental, hay que añadir su simple cultivo, puesto que es una planta que solamente precisa cuidados, prácticamente libre de patologías o plagas; con un increíble desempeño en condiciones de poca luz y puede aguantar una disponibilidad limitada de agua. Zamioculcas zamiifolia Zamioculcas zamiifolia es la única clase del género Zamioculcas y forma parte a la familia Araceae (Araceae), adjuntado con especies asimismo apreciadas como plantas de interior como los anturios (Anthurium), los filodendros (Philodendron), los nenúfares calasso (Zantedeschia), el alocasias (Alocasia), el spatiphyllum (Spatiphyllum) o la increíble costilla de Adán (Monstera exquisita), por ejemplo. Asimismo es integrante de la increíble familia de las flores cadavéricas (Amorphophallus Titanum). Pese a sus tallos robustos, se clasifica como herbácea. Se habla, por consiguiente, de una planta herbácea perenne suberecta (dormida estacionalmente) que medra desde un rizoma corto y grosísimo, logrando lograr los 80 cm de altura. Su enorme atrayente lo dan las vistosas hojas pinnadas, de aspecto coriáceo, robustas y claramente regulares, que zigzaguean desde un vigoroso tallo central. Rizoma de Zamioculcas zamiifolia Hojas pinnadas de Zamioculcas zamiifolia Inflorescencia Zamioculcas zamiifolia | Flickr Como todas y cada una de las Araceae, la planta genera la característica inflorescencia que combina una espata y un espádice floreciente, aquí corta y de color amarillo-cobrizo en su base. Las flores no son atractivas. (adsbygoogle = ventana.adsbygoogle || ).push(); La clase fue descrita en 1892, pero no fue hasta finales de la década de 1990, en el momento en que los cultivadores han comenzado a cultivarla con objetivos decorativas, que esta planta empezó a ser famosa en el mercado. No es una planta del desierto La distribución nativa de Zamioculca zamiifolia está en Kenia, KwaZulu-Natal (Suráfrica), Malawi, Mozambique, Zanzíbar (Tanzania) y Zimbabue. Más allá de que es verdad que estos países experimentan un periodo seco, Zamioculcas zamiifolia no es una clase yerma, como se puede leer en ciertos datos proporcionados por ciertas webs. En ocasiones está en hábitats muy secos, pero asimismo hay que tener en consideración que en su hábitat natural, esta planta medra en bosques tropicales húmedos, tal como en sabanas y suelos pedregosos. Para realizar en frente de los periodos secos, guarda agua en sus pecíolos gruesos (adheren la lámina de una hoja a su base o tallo). Zamioculcas zamiifolia Como la planta puede tolerar largos periodos sin agua, se acostumbra decir que es una planta que acepta estoicamente la sequía. Y sí, subsistirá, pero eso no quiere decir que prosperará. Pese a la información que se frecuenta ofrecer, la planta precisa agua como cualquier otra planta y si no la regamos apropiadamente, sus hojas comenzarán a caer, una técnica de supervivencia que la clase ha creado en su hábitat natural, para sostener la humedad y subsistir a periodos de sequía severa, esto es, se comporta como una planta caducifolia mientras que espera el regreso de la estación lluviosa. La caída de las hojas no quiere decir que la planta vaya a fallecer, ni muchísimo menos, sencillamente continúa inactiva para defenderse del agobio hídrico. En verdad, si nos pasa algo de esta forma, solo debemos devolverlo periódicamente y de a poco va a ir volviendo a la vida. Pero sospecho que todos tenemos la posibilidad de estar en concordancia en que tener una planta sin hojas en tu casa no es muy atrayente. Suelo húmedo, pero no encharcado Contamos claro que la “planta ZZ” no muere por nuestro abandono, pero, si bien el cultivo puede tolerar un ámbito seco, el agobio repetido por carecer de riego reducirá el desarrollo. En consecuencia, es conveniente regar con regularidad sin remojar el sustrato.

Lo idóneo es dejar secar la parte de arriba del sustrato antes de regresar a regar. Si la planta se cultiva en maceta de plástico, tenemos la posibilidad de comprender cuándo precisa una exclusiva dosis de riego si al levantarla apreciamos que el peso es ligerísimo. Naturalmente, el procedimiento mucho más eficaz es sepultar un tanto el dedo en la tierra para poder ver si aún queda humedad. Otros cuidados Elige sustratos areniscos y bien drenados. Se puede fertilizar una vez cada seis meses aproximadamente con un fertilizante para plantas de interior de empleo general. Cada pocos años es conveniente replantarla, si bien sus gruesas raíces nos avisarán que la planta precisa una exclusiva maceta un tanto mucho más grande. Se puede extender vegetativamente por división de los rizomas o por esquejes, aun con solo una hoja. Reproducción vegetativa por las hojas de Zamioculcas zamiifolia | Flickr Zamioculcas zamiifolia exterior | Flickr No le agrada el frío, con lo que lo idóneo es cultivarla sosteniendo temperaturas superiores a los 15°C. (lo idóneo entre 18-26ºC). Si el ámbito interior es muy seco, hay que monitorear esmeradamente el contenido de humedad del sustrato. En primavera y verano tenemos la posibilidad de llevar la planta a una región de semisombra al aire libre, siempre y cuando la temperatura no baje de los 12ºC. La iluminación no es un inconveniente para esta planta, puesto que puede progresar sin luz natural, aun en interiores bajo luces fluorescentes, como las que están en las construcciones de áreas de trabajo. Esto quiere decir que puede ponerlo donde quiera, siempre y cuando no reciba mucha luz del sol directa. Zamioculcas zamiifolia | visto en COLVIN photoSBLOEMENBUREAU HOLLAND Y FLICKR (adsbygoogle = window.adsbygoogle || ).push(); TEMAS RELACIONADOS ► Plantas de interior con estilo: adquisición de plantas de interior colosales en RHS Wisley ► Plantas de interior con hojas estridentes: conozca los modelos de abigarramiento

Descripción

  • Hábito de la planta: yerba/herbáceas
  • ) Ciclo vital: Perenne
  • Requisitos de sol: Sombra parcial a jaspeada
  • Prioridad de agua: Mesic
  • Altura de la planta: 24 a 36 pulgadas
  • Distribución de la planta: 24 a 36 pulgadas
  • Hojas: perenne
  • Flores: vistosas
  • Color de la flor: blanco lavanda
  • Periodo de floración: verano, otoño
  • Construcciones subterráneas: raíz pivotante
  • Sitios correctos: planta de interior
  • Usos: cubierta vegetal
  • (ti xag_14) Life Salt Atrayente Gama: Abejas, Mariposas, Colibríes

  • Resistencias: Condescendiente a la humedad
  • Condescendiente a la sequía
  • Propagación: Otros métodos: Esquejes: Tallo
  • Polinizadores: aves
  • )

  • Recipientes: conveniente para cestas colgantes
  • Necesita un increíble drenaje en macetas

Plectranthus verticillatus (syn. Plectranthus nummularius, hiedra sueca, begonia sueca o plectranthus espiral es una planta de la familia Lamiaceae (Labiatae), género Plectranthus. El nombre «hiedra sueca» es engañoso: la planta no es tigmotrópica (esto es, no se adhiere a las paredes con sus raíces a lo largo de su desarrollo),

Historia de las ocupaciones del Bonsái

  • Conseguido en un vivero de Guarne
  • Primeros cortes.

Light, entre los tratamientos mucho más polivalentes para la zamioculca

No lo llaman versátil por al azar. Puede vivir en un espacio pobre en luz del sol. Además de esto: es con la capacidad de reemplazarla por luz artificial para cumplir sus funcionalidades vegetales. No obstante, seamos realistas. Nada como estar en un espacio muy lumínico para verlo medrar a un ritmo acelerado. La zamioculca tiene el característico verde obscuro de sus hojas en dependencia de la proporción de luz del sol. Eso sí: jamás puede recibir la luz del sol directa.

Zamioculca no necesita un suelo concreto. Si bien lo frecuente es cultivarla en sustrato universal, asimismo se puede cultivar con sustrato para plantas verdes. En todo caso, prosperará sin inconvenientes. Lo primordial: que tenga buen drenaje.

Flores

Las flores son de color blanco, malva pálido o rosa pálido y se muestran ocasionalmente en todo el año. La floración se genera con mayor abundancia en primavera y finales de otoño.

Estas flores se reúnen en inflorescencias plataformas, verticiladas, del tipo racimo, esto es con apariencia de espiral, y miden entre 50 y 260 mm de largo.