Los ficus precisan mucha luz, pero nada de sol directo. En invierno es esencial que reciban mucha luz y en verano se tienen la posibilidad de sacar al exterior, pero en un espacio semisombra a fin de que no les dañe el sol.

Exitación son Ficus en el medio con una temperatura amoldada

El Ficus es una planta tropical. Por consiguiente, está hecho para medrar en tiempos cálidos y húmedos. Va a ser precisa una temperatura correcta para un desarrollo perfecto del árbol. El Ficus precisa una temperatura elevada, socia a un prominente índice de humedad para realizarse.

El Ficus se amolda con perfección al tiempo de la costa atlántica. En las zonas mucho más frías del país, va a haber que meditar en resguardar a los Ficus si están en el exterior. Y evidentemente, afuera va a hacer calor, con una temperatura entre 18 y 22°C. Va a prestar particular atención a que jamás se someta a temperaturas inferiores a 15°C. Estos en verdad podrían ocasionar su pérdida.

Tratamientos fitosanitarios para ficus en verano

El verano, con sus elevadas temperaturas y un ámbito algo seco, da las condiciones especiales a fin de que algunas plagas se desarrollen en nuestros ficus. Estas plagas se acostumbran a localizar en la naturaleza, en el campo, en las plantas de ciertos vecinos… y como ley de vida, se desplazan hacia las plantas mucho más robustas y mejor cuidadas, donde tienen la posibilidad de alimentarse y reproducirse con mayor sencillez.

Sólo algunas de las plagas afectan a los ficus. Entre los mucho más usuales en verano están los pulgones, cochinillas y ácaros. Si bien sus nombres tienen la posibilidad de invitar a cierto rechazo, estos no son un inconveniente en tanto que son simples de arreglar si disponemos precaución. Y recuerda siempre y cuando de todos estos inconvenientes, ninguno perjudica a la gente.

¿De qué forma sostener un ficus?

Varios de los cuidados que precisa un ficus son:

  • Hay que regar con moderación, puesto que el exceso de agua es muy dañino para esta planta. La opción mejor es poner un plato con agua bajo la maceta a fin de que la tierra absorba lo que precisa y comprender los más destacados instantes para regar las plantas.
  • Escoge un espacio donde haya bastante sol, pero donde no haya demasiadas corrientes de aire para eludir que se rompan las hojas.
  • En el momento en que contamos un ficus en nuestra casa, debemos tener precaución si lo ubicamos cerca de una ventana. Si los fotones del sol le dan de forma directa, tienen la posibilidad de abrasar la planta.
  • Impide poner los ficus al lado de radiadores o en sitios bastante fríos para eludir que se marchiten.
  • Poda la planta en el momento en que mires que una rama o una hoja se ha marchitado.
  • Pulverizar las hojas una o un par de veces cada día, más que nada en verano.
  • Si es primavera, añade algo de abono líquido al riego a fin de que los ficus prosigan medrando sanos.

Plagas y limpieza, 2 cuidados del ficus elastica a tener en consideración

Otro aspecto a tomar en consideración en el momento de sostener el ficus elastica es la conciencia de plagas. En el momento en que se cultiva en interior, es mucho más que frecuente que los ácaros y las cochinillas se instalen allí. Como en otras plantas, deberemos proponernos remover las plagas al primer síntoma de estas en nuestra planta.

Dejamos para los 2 últimos tratamientos para ficus elastica que argumentan mucho más a cuestiones estéticas que a las pretensiones de la planta. Por una parte, deberemos ofrecerle clases particulares. Como es una planta alta y de desarrollo erguido, tenderá a desplomarse por el peso si se planta en una maceta. Por otra parte, agradece una limpieza ocasional de sus hojas. Acostumbran a amontonar polvo y, alén de cuestiones estéticas, esto puede ser una barrera a fin de que la planta absorba la luz que precisa. Una aceptable razón para sostener las sábanas limpias.

Sustrato

Cualquier sustrato que drene bien el exceso de humedad nos va a ayudar a proteger los ficus elastica. Por servirnos de un ejemplo, sustrato universal o sustrato para plantas de hoja verde.

Ficus elastica es una de esas especies que no se tienen la posibilidad de trasplantar en el instante de la adquisición pues necesita un periodo de tiempo de aclimatación. Puedes preguntar mi guía rápida de trasplantes aquí. Debe, eso sí, trasplantarse cada un par de años para beneficiar su desarrollo.