Consejos para resguardar las plantas del frío Añadir mantillo. Una cubierta de mantillo puede contribuir a resguardar las plantas perennes y los arbustos y árboles recién plantados en el momento en que llegan las bajas temperaturas. … Contemplar árboles y plantas. … Remojar el suelo. … endurecer las plántulas.

Quizás la temporada de invierno pertence a las temporadas del año mucho más bien difíciles en el momento de proteger nuestras plantas.

El frío ralentiza el desarrollo de nuestras plantas y las condiciones de riego cambian. En invierno las plantas no tienen exactamente la misma fuerza, color o vigor que en verano y o sea totalmente habitual. Las plantas guardan su energía mucho más en las raíces que en las hojas, con lo que es muy normal que pierdan algo.

5 CUIDADOS DE LAS PLANTAS DE CASA EN INVIERNO

Ya que esta familia es tan abundante, es esencial comprender las pretensiones de los diversos tipos de plantas de interior que disponemos en el hogar. Este es buen punto de inicio para hallar que a lo largo de los meses de frío estén a la temperatura que precisan, con particular precaución con las plantas de origen tropical; o les ofrecemos cualquier precaución que logren requerir, como un abono concreto.

Pero alén de estas características de cada una, el precaución de las plantas de interior en invierno pasa esencialmente por supervisar cinco puntos clave para eludir cualquier padecimiento derivado de la estación mucho más dura del año.

Coloque una cubierta de mantillo

El mantillo sirve como aislante, atrapando el calor y la humedad en el suelo. Se usa para resguardar el sistema radicular de las plantas de las bajas temperaturas. En ocasiones no son las bajas temperaturas las que dañan la planta, sino más bien el período de congelación-descongelación el que perjudica al suelo y provoca que «rechace» la planta.

De la misma manera, el suelo frío puede eludir que el agua se distribuya de forma fácil desde la planta. Cualquier persona que sea la razón, la app de una cubierta de mantillo de 2 a 3 pulgadas de espesor evitará estos inconvenientes.

Cuidado:

• Resguardar las plantas de las heladas

Es obvio que a lo largo de la estación fría las plantas en maceta que están al aire libre precisan cuidados, más que nada antes de las heladas. Para ellos, nada superior que ponerlos cerca de una pared o entre enormes arbustos que logren brindarles alguna protección. Hay especies muy débiles, que asimismo va a haber que tapar sutilmente con unas hojas de periódico, a fin de que no interfieran con la respiración habitual. Lo mismo hay que llevar a cabo con las plantas o arbustos apartados de las paredes y plantados en el suelo.

Achicar el riego

Por norma general, las plantas de interior en invierno precisan menos riego. Hablamos de conseguir un equilibrio entre la carencia de humedad y la menor necesidad de agua. El riego elevado puede lograr que las raíces se pudran o producir patologías similares con las crecidas de agua, como la aparición de hongos.

Ten en cuenta que según cada género de planta, las pretensiones cambian. Ciertas especies, como las cactáceas y sus derivados, aceptan mejor la sequía, al paso que las tropicales necesitan riegos ocasionales, aun en invierno.