Las secuelas mucho más esenciales de la Reforma protestante fueron las próximas: La división del cristianismo occidental en 2 ramas primordiales: … El combate entre el emperador del Sacro Imperio De roma Germánico, el católico Carlos V (1520-1558), y los príncipes alemanes que se adhirió a la Reforma protestante.

Mis colegas, aquí y en otros sitios, han estudiado en hondura de qué forma procurar solucionar inconvenientes fundamentales que, en el instante de hoy, siempre han de estar presentes. Tal es la situacion de las bases de la Unión Europea, y la manera en que tenemos la posibilidad de ser ayudados, asimismo en los inconvenientes del mercado de trabajo y en las derivas económicas que de él se derivan. No afirmemos que no importan en concepto de inconvenientes financieros laborales, en especial en estos momentos de crisis económica. De ningún modo debemos olvidar el papel primordial que el presupuesto y el panorama fiscal final prosiguen jugando y brindan mucho más novedades sobre el COVID-19, por razones evidentes. Pero, en lo relativo a España, hay que tener en consideración, en mi entender, primeramente, todo cuanto atañe a las resoluciones provocadas por los planteamientos doctrinarios del presente gobierno.

En la situacion de la España de hoy, hay que tomar en consideración que nuestra prosperidad puede colapsar mientras dejen de marchar tres aspectos de nuestra vida económica. El primero de ellos está relacionado al modelo económico español que nos conduce desde 1959, de manera clarísima, y que nos prosigue admitiendo superar de forma fuerte en el planeta económico en todo el mundo. La segunda característica que requerimos es sostener un mercado de trabajo muy maleable. Tercero, la presencia, con mínimas limitaciones, del libre mercado de recursos y servicios, con un complemento visible a la supresión de los mecanismos estatistas y también intervencionistas.

¿Qué es la Reforma protestante?

La Reforma protestante, o sencillamente la Reforma, es un movimiento espiritual que provocó la división del catolicismo y el surgimiento de distintas iglesias, que genéricamente se nombran protestantes.

La Reforma se inició en Wittenberg, capital del Ducado de Sajonia, en la presente Alemania, a inicios del siglo XVI. Su promotor fue el monje y teólogo alemán Martín Lutero quien, el 31 de octubre de 1517, clavó Las 95 Proposición en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg. En este archivo de su autoría criticó distintas prácticas de la Iglesia Católica, entre ellas la venta de indulgencias y el acaparamiento de recursos materiales. Su predicación, en pos de un retorno a los valores del cristianismo primitivo y en oposición a la autoridad del Papa sobre toda la cristiandad, dio origen al protestantismo. A este movimiento espiritual se unieron varios príncipes que rigieron los mucho más de 300 estados en los que se dividió el Sacro Imperio De roma Germánico.

1- Separación con Roma

Martín Lutero

La Reforma tuvo un encontronazo en el pensamiento espiritual y filosófico, en especial por el descontento con la Iglesia Católica de la temporada, que era una autoridad preeminente en Europa en el año 1500. Martín Lutero aseveró que la autoridad procedía de la Biblia y no de la Iglesia Católica o del Papa.

Rastreo incesante en los ERTES

Entre las secuelas mucho más interesantes de la reforma laboral es la noticia que hay en los ERTES, mucho más populares como Expediente de regulación del trabajo temporal.

¿Por qué ocurre esto? A fin de que las autoridades gubernativos tengan la capacitad de influir en situaciones que logren limitar la actividad laboral o limitar la obstrucción de negocios o compañías del ámbito privado.

La aprobación por el Senado de la ley de “autonomía” de la Capital dejó ver el carácter horriblemente reaccionario de la reforma constitucional aprobada en el mes de agosto de 1994. El Senado “despachó” a la mitad en este momento el emprendimiento que afirma el gran negocio inmobiliario de la ciudad más importante al menemismo (tema en torno al que da un giro el enfrentamiento autonómico), sin la necesidad de mandarlo en una «segunda revisión» a la Cámara de Miembros del congreso de los diputados, más allá de que había eliminado todos y cada uno de los ediciones proposiciones por él, que alteraron el artículo original del gobierno.