Si vas a mudar el techo de tu chalet, añadir una habitación o mudar las puertas y ventanas de la testera, precisarás un arquitecto, pero si vas a mudar el suelo del salón o poner molduras , entonces no.

Seguramente varios les hacéis esta pregunta, ¿cuáles son las virtudes de contratar a un arquitecto para una reforma si la puedo llevar a cabo yo mismo? Es verdad que para una reforma, administrativamente no requerimos arquitecto. En el momento de pedir la licencia de proyectos en el municipio, probablemente sea bastante una «acción comunicada» donde no precises ningún informe técnico ni normas facultativas. No obstante, si bien la ley no fuerce a contratar a un profesional, muchas son las virtudes de contratar a un arquitecto a fin de que realice la reforma de tu vivienda.

La necesidad legal de un arquitecto

Para entender si un arquitecto es requisito o no desde el criterio legal para llevar a cabo una reforma es suficiente con proceder a tu municipio y las áreas de trabajo de urbanismo te van a dar toda la información que precises. Comunmente, una pequeña reforma que no cambie la composición de la vivienda no precisará ningún informe de arquitecto, pero si la reforma es más esencial, lo precisará.

Muy frecuentemente lo que te solicitarán es un informe de un arquitecto técnico o un boceto firmado por él para poder ver que la obra cumple con los requisitos y que el edificio no padecerá daños, por poner un ejemplo. Derruir un muro de carga o realizar trabajos que logren crear problemas de seguridad o fisuras en el edificio son cosas que debe eludir en el momento en que precisa contratar a un arquitecto para su renovación.

El arquitecto y sus funcionalidades en una reforma completa

Frecuentemente, el abaratamiento de costos nos ciega tanto que dejamos de lado la relevancia que se desprende de tener un óptimo profesional de la arquitectura en nuestro emprendimiento. Sólo algunas de las constructoras tienen esta cantidad. Por este motivo, es requisito contratarlos, para eludir mayores inconvenientes en la ejecución de las proyectos.Son funcionalidades del arquitecto:

  1. Estudiar cada caso en particular y investigar las pretensiones de cada reforma. El arquitecto es quien dirige y controla la calidad de toda obra.
  2. Cerciorarse de que el emprendimiento se realiza según con la normativa vigente. Además, es quien se encarga de garantizar que los materiales seleccionados para la obra sean correctos.
  3. Tener la existencia de un profesional de estas peculiaridades te dejará entender todos y cada uno de los trámites legales a efectuar para la obra a efectuar: licencia de proyectos, licencia ambiental, licencia, etcétera.
  4. El arquitecto es la persona que dirige la obra. Esto es, la persona encargada de velar por que se respete lo pactado en el papel. Tienes que supervisar la reforma desde el principio de exactamente la misma hasta el desenlace, asegurándote que el resultado sea de calidad y en relación a lo firmado.

Obra a hacer llegar

Las reformas que por su achicada extensión no requieran la realización de un emprendimiento se tramitarán a través de comunicación anterior. Entrarían en este capítulo las reformas que no afecten a la composición o testera del edificio, tal como cualquier elemento incluido en el Plan General de Ordenación Urbana de La capital de españa clasificado como protegido.