La exposición prolongada a las partículas de cemento hace desde infecciones cutáneas (furunculosis, abscesos, panadizos) (fotografía 2 y 3) hasta desgastes en torno a la uña. La patología de la piel mucho más famosa es la dermatosis, adecuada a la acción molesto de las substancias químicas contenidas en el cemento.

EL CEMENTO, EFECTOS EN LA SALUD

El cemento es un polvo sólido, gris y también inodoro. No es comburente ni explosivo. Solo una exposición en un corto plazo al polvo seco muestra poco o ningún riesgo. La exposición de duración bastante al cemento húmedo o seco en áreas húmedas del cuerpo puede ocasionar daño tisular grave y probablemente irreversible (piel, ojos, vías respiratorias) gracias a reacciones alérgicas y quemaduras químicas.

Peligros del cemento en contacto con el cuerpo humano

  1. El cemento tiene dentro cal, silicatos, aluminio, hierro, magnesio y otros aditivos enormemente cáusticos para los tejidos humanos.

2. El contacto prolongado con este producto puede ocasionar quemaduras o úlceras en la piel que tardan meses en sanar y tienen la posibilidad de necesitar hospitalización.

Efectos del cemento en el sistema respiratorio

La inhalación de polvo de cemento se genera en el momento en que el trabajador abre y vacía la bolsa de cemento para la preparación de la mezcla. Asimismo al recortar, perforar o demoler hormigón, en tanto que el polvo generado muestra finas partículas de cemento sin ningún género de protección (fotografía 1).

Peligros para la piel

En una entrada previo intentamos el tema de ciertas patologías provocadas por una mala limpieza y exactamente en el artículo comentamos las secuelas del polvo en la vivienda y si bien el cemento no es exactamente el polvo del que charlamos el día de hoy, sus efectos sobre la salud por inhalación, contacto con los ojos o sobre la piel tienen la posibilidad de ser un auténtico inconveniente que perjudica la calidad de vida de la gente.

El hormigón o cemento mojado en la piel en el transcurso de un tiempo prolongado puede ocasionar quemaduras, erupciones o irritaciones en la piel y si bien este género de padecimiento está mucho más relacionado con los trabajadores que acostumbran a manejar este material todos y cada uno de los días, un individuo que haya efectuado una reforma en el hogar o en el trabajo en un espacio donde se haya efectuado la manipulación de este material, no está exento de pasar por un inconveniente a nivel de la piel por el roce con el cemento.