La venta de la vivienda en los 3 años siguientes a su adquisición provoca que esta no consiga el estado frecuente, salvo en las situaciones en que concurran situaciones que demanden siempre un cambio de hogar.

Vender la vivienda frecuente en el período de tres años

Al tratarse de una operación que piensa una virtud económica, debe constar en la declaración del IRPF. No obstante, la Agencia Tributaria tiene ciertas salvedades para liberarnos de abonar este impuesto al vender nuestra vivienda.

Uno radica en la reinversión, o sea, la utilización del dinero que hemos invertido en la adquisición de una exclusiva casa. No obstante, a efectos fiscales, el hospedaje ha de ser la vivienda frecuente, con lo que ciertos se preguntan qué ocurre si desean vender su vivienda frecuente antes de haber residido en ella a lo largo de tres años.

¿Exactamente en qué casos no debo abonar IRPF si bien la vivienda no sea frecuente?

Si llevamos tres años sin vivir en la vivienda, Hacienda comprenderá que nuestra vivienda no ha perdido su estado frecuente si se han producido ciertas situaciones que nos han obligado a efectuar el cambio de hogar antes del período reglamentario .

Las que la administración tributaria relata de manera expresa en su noción de vivienda frecuente son las próximas:

¿Está descontando apropiadamente por su hospedaje? :

No volveré a contar mi historia, pero es de esta forma. Éramos idiotas en su tiempo, bueno, sí, deberíamos haber alquilado por un tiempo. Piensas que si hubiese tenido tiempo de preguntar de un lugar a otro no lo hubiese hecho, pero me paso todo el día haciendo un trabajo para abonar una parte de la hipoteca.

Hay que tomar en consideración múltiples causantes para entrar a esta virtud

Asimismo hay que comprobar la cuenta de los costos y también impuestos inherentes en venta en la reinversión en Vivienda Frecuente. La administración tributaria enseña que el monto total efectuado es el valor de transmisión de la vivienda previo, que se establece por el monto real de la venta, menos los gastos y también impuestos inherentes, siempre y cuando sean pagados por el transmitente. No es requisito regresar a invertir en hospedaje recurrente para estar exento del complemento familiar. Hacienda introduce esta exención fiscal para la gente mayores de 65 años y asimismo para la gente dependientes. ¿Y qué otros impuestos debes abonar para vender tu casa frecuente, reinvertirla en otra casa frecuente?

Esto es, la diferencia entre el valor por el que lo adquirió y el valor por el que lo vendió. Sí, para favorecerse de la prestación exenta por la venta de su vivienda frecuente y la adquisición de otra tienen que haber pasado tres años desde su adquisición. Si bien solo vendan la nuda propiedad, y preserven el usufructo vitalicio; o si se mudan a una vivienda, y después venden la que era su vivienda frecuente -en el período de un par de años-, asimismo van a estar exentos de abonar el incremento de capital. Si ahora has cumplido 65 años, o si te hallas en una situación de dependencia severa o dependencia colosal, no tributarás por la ganancia familiar que obtengas por la venta de tu vivienda frecuente. Si está casado y solo entre las parejas cumple 65 años, la exención unicamente se va a aplicar a media parta de los capital.

Tienes mucho más de 65 años y vendes tu vivienda frecuente

Los mayores de 65 años que venden una casa se favorecen de virtudes fiscales al enseñar la declaración del IRPF. Arte. 33.4.b) de la LIRPF establecía que las ganancias patrimoniales derivadas de la transmisión de la vivienda frecuente están exentas del impuesto para los mayores de 65 años. Pero la reforma fiscal votada en 2015 fija un techo de provecho con relación a la exención del incremento de patrimonio. Lo que establece la reforma es que las ganancias patrimoniales de los mayores de 65 años van a estar exentas de pago hasta una prestación de 240.000 euros. Si bien debe declararse en la renta como exenta para realizar los requisitos legales.

En el caso de enajenación de otro género de recursos, estarían exentos del pago del impuesto, si el producto se invierte en modelos financieros o de seguros que den sitio a una renta de por vida.