Caídas a lo largo de los desplazamientos por la obra o sobre andamios, gracias a la acumulación de distintos materiales que previenen el movimiento veloz. Golpes en manos o pies por distintos elementos que logren existir en las superficies de trabajo o al manejar materiales o herramientas preparadas.

Primordiales peligros en el campo de la albañilería

Los peligros mucho más usuales en el ámbito de la construcción se tienen la posibilidad de dividir en tres categorías primordiales: seguridad, higiene y medioambiente, y ergonómicos y psicosociales.

Los primordiales peligros de seguridad son:

Géneros de peligros laborales en la construcción

Según el género de obra que hayamos ido a efectuar o donde participemos, nos vamos a encontrar con ciertos peligros expertos o de otro tipo y el ambiente laboral en el que se ejercita es primordial: edificio en medio de la región o en una compañía operadora, obra civil en el mar, etcétera.

En todo caso, hay peligros de construcción recurrentes a todos que debemos tener en consideración y investigar en el momento de tomar medidas precautorias para remover o reducir los accidentes laborales en las proyectos de construcción.

¿Cuáles son los peligros laborales en la albañilería?

Desde el Ministerio de Empleo, Trabajo y Seguridad Popular, la Superintendencia de Peligros Laborales – (SRT), da ciertas sugerencias a tomar en consideración en este asunto.

Entre los requisitos fundamentales, señalan que la utilización conveniente de los equipos de protección individual (EPI) es primordial en esta actividad.

Contacto eléctrico directo o indirecto

En el momento en que hay electricidad en un puesto o sitio de trabajo, el peligro eléctrico que puede ser por contacto directo sobre la fuente de generación de electricidad se hace visible o indirecto si la electricidad nos llega, por servirnos de un ejemplo mediante un charco o metal que de manera accidental actúa como un «puente» entre la fuente y nuestro cuerpo.

La innumerable proporción de automóviles y máquinas que circulan en las proyectos tienen la posibilidad de ocasionar el aplastamiento de un trabajador.

Peligros químicos

Entre los modelos de peligros laborales, que tiende a ser un quemacocos para el encargado de seguridad, está aquel cuyo origen son varios de los materiales frecuentemente usados en la construcción (adhesivos , cemento, resinas epoxi, pinturas, disolventes, etcétera.), que dan sitio al llamado peligro químico, dada su composición a partir de elementos concretos que representan un prominente nivel de peligro para el hombre, si no se manipulan apropiadamente.

Este género de peligro tiene la peculiaridad de producir lesiones de forma directa, por contacto con la piel y el material perjudicado, o de forma indirecta, por su transmisión a través del aire (o absorción asimismo mediante la piel), con apariencia de gases o humos aspirados por el trabajador.