El trabajo de colorear una pared para cuidarla o decorarla no empieza con la app de la pintura, sino más bien con la preparación correcta de la área a colorear. Cualquier deficiencia en la preparación de la pared va a aumentar sus opciones de contraer humedad y acortar la vida útil de los acabados. De ahí que, te ofrecemos consejos a fin de que tus paredes luzcan saludables antes de la primera pincelada. La información que compartimos ahora es para paredes novedosas y colorear las paredes.

Retocar las paredes

4- Utilizar una imprimación impermeabilizante

La utilización de un fijador o sellador, asimismo llamado imprimación para paredes, tiene sus virtudes. Primordialmente, sella la pared a fin de que absorba menos pintura, cubriendo mejor el color previo y gastando menos. Es por ello que la app de sellador es primordial en paredes novedosas, en la reparación de fisuras y en paredes que no fueron pintadas por un buen tiempo.

La masilla se usa de esta manera que la pintura, con brocha y rodillo, diluida según las normas del envase. Dejar secar las horas primordiales antes de utilizar la primera mano del resultado definitivo.

Elaborar la pared para colorear a través de limado

El limado es primordial en el momento de completar huecos, pero asimismo lo es en el momento en que la pared muestra irregularidades o desconchones. Puedes rasparlo con una espátula ancha para limar las partes mucho más dañadas y terminar con un óptimo limado a fin de que quede a la perfección traje. Tenga particular precaución con la utilización de la espátula, en tanto que no tenemos ganas dañar la pared. Por último, limpie con un paño húmedo para remover todo el polvo y deje que la pared se seque absolutamente.

Frecuentemente entre rodapiés o cornisas (si las poseemos) y la pared tienen la posibilidad de manifestarse huecos, más que nada tratándose de distintas materiales que se contraen y dilatan de manera diferente. Antes de colorear, corrija estos pequeños defectos con masilla. En estas situaciones, te aconsejamos que emplees masilla en cartucho con pistola y cortes la punta oblicuamente lo mucho más pequeña viable, para guiarte a llegar a todos y cada uno de los rincones. Trabajar de a poco a fin de que una vez aplicada consigas aplanar la masilla con un paño húmedo y con los dedos antes que se seque completamente. Este pequeño truco va a hacer que el acabado sea indetectable.

Elaborar las paredes antes de colorear

Ventanas, puertas y otros zócalos, las paredes de una estancia poseen elementos que es conveniente resguardar antes de comenzar a colorear.

Primero, quita los cuadros y otros elementos ornamentales de la pared. Retire las cortinas de las ventanas y las barras o raíles.

2️⃣ Paso: Remover Deficiencias

Para remover las deficiencias de la área, como orificios y fisuras, precisarás masilla y una espátula, que te dejarán utilizar apropiadamente.

Si debiste llevar a cabo rectificaciónes en las paredes, tienes que dejar secar la masilla al menos un día. Si la pared tiene zonas desconchadas, tienes que frotar la área con la espátula, a fin de que el resultado sea homogéneo.